PP exige a Azkarate que "evite la discriminación" lingüística en las nuevas concesiones de licencias de radio

Actualizado 09/04/2008 16:38:43 CET

Considera "inadmisible" que se trate de obligar a los concesionarios a dedicar un 20 por ciento de su programación al euskera

VITORIA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PP reclamó hoy a la consejera de Cultura del Gobierno vasco, Miren Azkarate, que "evite discriminación alguna por razón del idioma" en la regulación de la concesión de nuevas licencias de emisoras radio, y, en referencia a la posible elaboración de un decreto que obligaría a los concesionarios a dedicar un 20 por ciento de su programación al euskera, reclamó su retirada por tratarse de algo "inadmisible".

El parlamentario popular Carlos Urquijo registró hoy una propuesta en la Cámara vasca, tras la aparición de diversas informaciones que indican que el Gobierno trabaja en un borrador que regulará el nuevo régimen de concesión y prórroga de licencias de radio, en el que, al parecer, se pretende obligar a las emisoras a dedicar un mínimo del 20 por ciento del tiempo de programación al euskera.

Urquijo denunció que tal norma "plantea una injerencia inadmisible en materia lingüística, al obligar a los concesionarios a efectuar un mínimo del 20 por ciento de la programación en euskera, sea cual fuere el índice sociolingüístico de la zona de servicio".

En su opinión, dicho requisito supone "una intromisión injustificada del Gobierno vasco en el ámbito de la escena privada, en este caso en los medios de comunicación". El dirigente del PP consideró que "este decreto no es casual y está relacionado con la extensión de la conciencia nacional que reclamaba el PNV en su ponencia de diciembre del año pasado".

A través de esta proposición no de ley, los populares exigen que "se retire de inmediato este borrador de decreto y que no exista ninguna exigencia lingüística a las concesionarias de servicios de radiodifusión", ya que supondría "una discriminación inadmisible por razón de la lengua".

"Deben ser las propias empresas las que decidan la lengua en la que van a realizar su programación; y el mercado, el que determine lo acertado o no de su apuesta", señaló Urquijo.

La iniciativa, presentada para su debate en pleno, incluye un reconocimiento del "papel decisivo de los medios de comunicación como garantía del derecho a la libertad de expresión" e insta a la consejera de Cultura a que "en el próximo decreto que regule la concesión de nuevas emisoras de frecuencia modulada, evite cualquier referencia a porcentajes mínimos de emisión en una determinada lengua para impedir que se produzca discriminación alguna por razón del idioma".