PP exige al PNV que retire la moción de Azkoitia porque supone "humillación a las víctimas" y "reconoce a los verdugos"

Actualizado 25/01/2006 14:25:42 CET

Usandizaga dice que "la reconciliación sólo será posible cuando los asesinos se arrepientan públicamente y pidan perdón a las víctimas"

SAN SEBASTIAN, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP en el País Vasco, Carmelo Barrio, exigió hoy al PNV que "si tiene la más mínima sensibilidad" impida mañana el Pleno del Ayuntamiento de Azkoitia en el que se debatirá una moción del equipo de Gobierno municipal (PNV-EA) en la que reivindican el derecho de los asesinos de Ramón Baglietto, Kandido Azpiazu e Iñaki Zuazolazigorra "a reorganizar sus vidas". A su juicio, ese debate, en el que también se analizará una moción de Batera en relación al mismo tema, trata de "humillar a las víctimas" y de "reconocer a los verdugos que jamás se han arrepentido ni han pedido perdón por sus horribles crímenes".

En ese sentido, consideró que mañana se puede producir en el Ayuntamiento de Azkoitia "un acto inmoral, de indignidad y antidemocrático", a través de un debate que "ponga en duda cuestiones como la acción de la justicia, el cumplimiento de la ley, que se mueve en la perversión moral y en la falta de valores democráticos".

Barrio compareció hoy en una rueda de prensa en San Sebastián junto a la presidenta del PP guipuzcoano, María José Usandizaga, donde afirmó que la moción nacionalista "constituye un nuevo atentado para las víctimas del terrorismo y para la sociedad democrática y esto no se puede permitir".

"Si no lo impide, el PNV es el que liderará mañana en el Ayuntamiento de Azkoitia una actuación contra las víctimas" aseguró el dirigente popular al tiempo que consideró que el presidente del EBB, Josu Jon Imaz, y el presidente de la Comisión de Derechos Humanos, Iñigo Urkullu, "no serán creíbles" porque con esa moción "se les va a dar la razón a los verdugos".

"Ya llevan mucho tiempo a la baja en relación con el apoyo a las víctimas del terrorismo pero si mañana se permite que esto se tramite los dirigentes del PNV estarán dando un paso atrás", subrayó.

Por su parte, María José Usandizaga reiteró su elogio a la concejal del PP en Azkoitia, Pilar Elías, por tener que "soportar" en su primer pleno "el tener sentado al lado suyo como concejal a uno de los asesinos de su marido". "Y mientras este hacía uso de la palabra jactándose de su libertad y de haber privado de la vida a los demás, ella allí sentada, tuvo que mantener el tipo", agregó.

RESPONSABILIDAD

Según dijo, una "sociedad que se construye sobre el desprecio de las víctimas no puede albergar ninguna esperanza de convertirse en una sociedad justa" y acusó al PNV de tener "una gran responsabilidad".

"¿Cuándo van a manifestar de una vez por todas su solidaridad con todos los inocentes asesinados y todas las víctimas de la banda terrorista ETA? ¿Cuándo van a apoyar las acciones encaminadas a proporcionar a las víctimas de la justicia todas las reparaciones que le son debidas?", se preguntó.

En ese sentido, reclamó "justicia" ya que entiende que "la libertad y la ausencia de sufrimientos solo vendrán de manos de la justicia y la reconciliación sólo será posible cuando los asesinos se arrepientan públicamente y pidan perdón a las víctimas". "No podemos hablar de reinserción mientras no se pida perdón", añadió.

Por último, Usandizaga reiteró que Aspiazu "ha tenido la desfachatez de colocar su negocio en el portal de la víctima", a lo que, a su juicio, el "PNV da la espalda y no quiere ver lo que está pasando en esta sociedad".

Además, consideró "muy preocupantes los tiempos que se avecinan" ya que, en su opinión, "cuando todos estos asesinos que vamos a ver pronto por la calle tengan por parte del Gobierno, como está sucediendo en este momento, más reconocimiento que las propias víctimas, creo que es algo que le tiene que hacer reaccionar a la sociedad vasca de una vez por todas".