El PP madrileño propondrá en el Congreso Nacional rebajar al 10% los avales necesarios para poder presentar candidatura

Actualizado 09/04/2008 20:30:59 CET

Presentará otra enmienda para suprimir el mínimo de seis delegados por provincia para que no se "perjudique" a las uniprovinciales

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El PP de Madrid que preside Esperanza Aguirre presentará una enmienda a la Ponencia de Estatutos que se debatirá en el XVI Congreso Nacional para rebajar al 10 por ciento los avales que son necesarios para poder presentar una candidatura, informaron a Europa Press fuentes 'populares'.

Según consta en los actuales Estatutos del PP, cualquier candidato que quiera presentar una lista necesita al menos el apoyo de 600 compromisarios, es decir, un 20 por ciento del total, un porcentaje que el PP madrileño considera muy elevado y que impide que más de cinco candidatos puedan optar a la Presidencia.

En el cónclave que se celebrará en Valencia los días 20, 21 y 22 de junio asistirán un total de 3.025 compromisarios y la Comunidad de Madrid cuenta con 208 de los 2.540 delegados electivos que contarán con derecho a voto en ese cónclave.

Por lo tanto, si la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, decidiera optar a presidir el Partido Popular en esa cita tendría que buscar apoyos en otras provincias para poder reunir las 600 firmas.

Esta tarea resulta difícil porque aunque el voto es secreto, los barones territoriales tienen bastante capacidad para orientar el sentido del voto de los representantes elegidos en sus autonomías. Además, hasta ahora la mayoría ha expresado públicamente su respaldo a Mariano Rajoy.

QUE SOLO SE NECESITEN 300 AVALES.

En esta tesitura, y con la vista puesta en futuros congresos, el PP de Madrid adelantó a Europa Press que presentará una enmienda para reducir a la mitad el número de avales necesarios para presentar una candidatura. Su objetivo con esta rebaja del porcentaje es no poner trabas a la democracia interna.

Otra de sus enmiendas a la Ponencia de Estatutos --que elaborarán Alberto Núñez Feijóo, Rosa Estarás y Alfonso Fernández Mañueco-- será suprimir el mínimo de seis compromisarios que se asigna a cada provincia por entender que de esta manera se "perjudica" a las autonomías uniprovinciales, como Madrid, Asturias o Murcia.

Junto al mínimo provincial, el resto de delegados se eligen atendiendo en primer lugar a la afiliación (un 75 por ciento) y, en segundo lugar, al porcentaje obtenido en las últimas elecciones generales (un 25 por ciento).

EL MISMO CRITERIO DE REPARTO DESDE 1990.

Aunque la dirección nacional ya ha subrayado que el criterio de distribución no ha cambiado desde que se aprobó en 1990 en el X Congreso Nacional, el PP madrileño no esconde su malestar por el reparto de delegados, ya que considera que se prima a aquellas comunidades más numerosas pese a que sus resultados en las urnas no hayan sido buenos.

Así, Andalucía contará con 436 delegados en el cónclave, seguida de Galicia, con 290; de la Comunidad Valenciana con 286; de Castilla y León, con 272; de Madrid, con 208 y de Castilla La Mancha, con un total de 203.

Tras estas comunidades, el resto se reparten los compromisarios de la siguiente manera: Canarias, 114; Cataluña, 110; Extremadura, 100; Murcia, 99; Aragón, 92; Asturias, 65; Baleares, 59; Cantabria, 48; País Vasco, 44; La Rioja, 29; Ceuta, 25 y Melilla, 20.