El PP se moviliza para exigir la dimisión de Pedro Castro mientras el PSOE dice que ya ha rectificado

 

El PP se moviliza para exigir la dimisión de Pedro Castro mientras el PSOE dice que ya ha rectificado

Actualizado 04/12/2008 20:03:17 CET

MADRID, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Partido Popular exigió hoy por unanimidad la dimisión del alcalde de Getafe y presidente de la Federación Española de Provincias y Municipios (FEMP), Pedro Castro, por las declaraciones que realizó al preguntarse por qué "hay tanto tonto de los cojones que vota a la derecha", mientras que el Partido Socialista reiteró que Castro ya ha rectificado y "más no se le puede pedir".

Castro pidió disculpas por "por si alguien se sintió ofendido" y reconoció que "no fue una frase afortunada". Asimismo, comparó la polémica suscitada por sus palabras con lo que le ocurrió al líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, con ocasión del desfile de las Fuerzas Armadas cuando un micrófono abierto recogió sus palabras calificando el desfile de "coñazo". Sin embargo, sólo el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, ha salido en defensa del alcalde de Getafe en nombre del PSOE.

Pese a estas rectificaciones, las provincias del Partido Popular reiteraron su disconformidad con lo ocurrido y se lanzaron a pedir la dimisión de Pedro Castro como presidente de la FEMP. La presidenta regional del PP y secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal, calificó de "miserables" las declaraciones de Castro y reclamó al Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que "le haga dimitir" del cargo ya que "no se puede consentir que una persona que habla así sea representante de la FEMP y presida a los municipios españoles".

"Estas declaraciones suponen todo lo contrario a los principios de tolerancia y pluralismo político que consagra la Carta Magna" indicó, al tiempo que señaló que en el PP "se respeta y defiende la libertad de los españoles para votar a quien a les parezca oportuno, para pensar libremente y para elegir".

Asimismo, la vicesecretaria de Organización de los 'populares', Ana Mato, calificó a Pedro Castro como un persona "indigna" por los insultos pronunciados a los votantes de la derecha, y afirmó que es una "vergüenza" que continúe al frente de instituciones públicas.

Ana Mato censuró además que el PSOE no haya rechazado sus palabras ni le haya pedido que abandone sus cargos públicos. "Lo que más lamento es que el PSOE a nivel nacional todavía haya justificado y todavía no haya salido diciéndole a esta persona que tiene que dejar su puesto inmediatamente y que no haya dicho que es intolerable lo que ha hecho con diez millones de votantes y con toda la sociedad española", recalcó.

Por su parte, el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, afirmó que Pedro Castro "ya ha pedido disculpas" y que "más no se le puede pedir". En este sentido, Tomás Gómez, recordó que Esperanza Aguirre llamó "bellacos" a todos aquellos que criticaron aspectos de su viaje a Bombay y le exigió pedir disculpas siguiendo el ejemplo del presidente de la FEMP.

"Exijo a Aguirre que pida disculpas como lo ha hecho el alcalde de Getafe" ya que ese insulto "no sólo se dirigía a políticos, sino también a periodistas, a muchos ciudadanos responsables de entidades ciudadanas que vertebran la Comunidad de Madrid, que han cuestionado algunos aspectos de ese viaje", destacó Gómez.

No obstante, la presidenta de la Comunidad de Madrid aseguró que está considerando "pedir la dimisión" del alcalde ya que es "absolutamente lamentable" el insulto de Castro hacia los 10 millones de votantes del PP en el país, al 1,6 millones de madrileños que votan a esta formación y al 40 por ciento de los getafenses que votaron en las pasadas elecciones.

ALCOBENDAS ABANDONA LA FEMP Y GALLARDÓN NO

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, se refirió también a la polémica suscitada por Pedro Castro y afirmó que, de plantearse la salida del Ayuntamiento de Madrid de la FEMP, sería por la situación de esta organización y no por el "improperio" del presidente.

De esta forma, el primer edil opinó que "el PP tiene que replantearse su situación, papel y obligación en la FEMP", si bien, al menos de momento, el Consistorio madrileño no se va a plantear dejar la Federación. Así, consideró que es necesaria "una rectificación y petición de disculpas por quien ha dicho esa barbaridad" y afirmó que "se agradecería mucho una desautorización por parte de la Dirección federal del PSOE".

Por el contrario, el alcalde de Alcobendas, Ignacio García de Vinuesa, anunció que dejará sus funciones como Vocal de la Comisión de Función Pública y Recursos-Humanos y también como representante de la FEMP en la Mesa de Diálogo Social, debido a los insultos de Pedro Castro. Además, aseguró que Alcobendas romperá toda relación con la FEMP si el presidente no dimite de su cargo.

La Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) se sumó también a las peticiones de dimisión del alcalde de Getafe y lamentó que con la actitud del político "se ha roto el clima de unidad" que caracteriza a esta institución. Asimismo, le exigió una disculpa pública para que "llegue a todas las personas, de la misma manera que han escuchado como se les ha llamado tontos por el simple hecho de tener una ideología diferente".

"Pedro Castro debería dimitir, ser consecuente con lo que dice, ya que ha roto la unidad que ha caracterizado a la FEMP durante años y no se puede permitir semejante actitud en una persona que representa a los Ayuntamientos de España", señaló.

El vicesecretario general de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, también anunció que reclamará una convocatoria extraordinaria de la Comisión Ejecutiva de la FEMP con la intención de demandar la dimisión del presidente por las declaraciones "absolutamente intolerables" que ha realizado. En su opinión, Pedro Castro "pone de manifiesto la ausencia total de convicciones democráticas", al tiempo que recalcó que el organismo "no puede estar presidido por este alcalde".

Por último, tanto Santander como Asturias, Cádiz, Ávila y Valladolid se sumaron a la petición de dimisión de Pedro Castro por "menospreciar" a los ciudadanos e "insultar" a los votantes del PP. Asimismo, pidieron una rectificación urgente ya que las afirmaciones fueron "de extrema gravedad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies