El PP no quiere polemizar con el Grupo Gallardo e insiste en la "pasividad" de la Junta ante el cierre de Repsol

Actualizado 16/08/2007 16:39:25 CET

MÉRIDA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El PP de Extremadura aclaró hoy que no pretende "polemizar" con el Grupo Industrial Gallardo con respecto al suministro de gases licuados del petroleo (GLP) desde la futura refinería de Tierra de Barros, e insistió en que la Junta de Extremadura actuó con "pasividad" ante la decisión de Repsol Butano de cerrar la planta de Mérida.

En concreto, en un comunicado, el PP de Extremadura denunció la "pasividad de la Junta de Extremadura en la defensa de los puestos de trabajo de la factoría de Repsol Butano en la región y la ineficacia de la política industrial socialista que se ha limitado a certificar la marcha de esta instalación de almacenaje y tratamiento de gases licuados de nuestra comunidad autónoma".

Esta decisión convierte a Extremadura en la única región española que no cuenta con una planta de esas características, lo que provocará que el gas se suministre, tras el cierre, a través del transporte por carretera desde regiones limítrofes.

Para el PP, la Junta tiene la "responsabilidad" de facilitar las condiciones industriales, laborales y económicas para que las empresas se instalen en Extremadura. "Cuantas más, mejor", subraya.

Asimismo, los populares estiman que el ejecutivo regional debe tratar "ecuánimemente y en igualdad de condiciones a todas las empresas, vengan de donde vengan si se atienen a los requisitos legales necesarios". Por ello considera "criticable la marcha de empresas, máxime en sectores estratégicos por su repercusión social".

RESPUESTA A GALLARDO.

"El PP no quiere polemizar con el Grupo Gallardo. Nunca lo ha querido", subraya el PP, que añade que "tampoco quiere responder políticamente a una empresa privada, aunque la empresa Gallardo se manifieste políticamente con argumentos, descalificaciones y valoraciones similares a las del partido en el poder".

Sin embargo, aludiendo en base al respeto a la libertad de empresas, el PP "no le indica al Grupo Gallardo qué tiene que hacer, por lo que el Grupo Gallardo tampoco parece el más adecuado para indicar al partido de la oposición en Extremadura cómo debe actuar. Salvo que el Grupo Gallardo actúe por otros motivos". OPOSICIÓN A REFINERÍA.

Esta es la razón por por la que el PP, subraya, se opuso y se opondrá a la instalación de una Refinería de petróleo en Tierra de Barros, instalación petroquímica que contará con "una importantísima financiación de la Junta en forma de ayudas públicas (cercana a los 90 millones de euros, de momento)", un dato que "quizás tenga algo que ver con la nota de prensa emitida esta mañana por el Grupo Gallardo".

Por otro lado, el PP sostiene que la concesión de la distribución y canalización del gas en Extremadura "se hizo en fraude de ley", en alusión a "una sentencia firme del TSJ de Extremadura".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies