PP pide a ETA que diga "dónde están las armas" porque si no se "les detendrá" como en Biarritz

Borja Sémper
EUROPA PRESS
Publicado 06/06/2015 12:34:01CET

Afirma que sería "bueno" que, tras la autocrítica de Urkullu, llegará una "autocrítica potente" de la izquierda abertzale

BILBAO, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

El parlamentario del PP y presidente de este partido en Guipúzcoa, Borja Semper, ha afirmado que lo que tiene que hacer ETA es decir "dónde están las armas" porque si no lo hace "se les detendrá" como sucedió en la operación policial de Biarritz y se "identificará" dónde está el armamento.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el dirigente 'popular' se ha referido al último comunicado de ETA, en el que califica de "ataque directo al sellado de armas" la reciente operación policial desarrollada en Biarritz contra la banda armada.

Sémper ha afirmado que ETA "se ha acabado" y "no va a volver" porque "ha sido "derrotada". Además, ha señalado que ETA ha dejado de matar y se ha acabado ese "mito" de la imbatibilidad" de la banda armada.

Por lo tanto, ha señalado que lo que tiene que hace ETA es "decir dónde están las armas, disolverse e ir a buscarlas". "No hacen falta comisiones de verificaciones internacionales, ni cosas extraordinariamente complejas; que nos digan donde están porque, si no pasará lo que ha pasado esta semana, que se les detendrá y se identificará dónde están las armas. Eso va a caer por su propio peso", ha añadido.

URKULLU Y VÍCTIMAS

En relación a las palabras de autocrítica del lehendakari, Iñigo Urkullu, por el trato dado a las víctimas del terrorismo, ha afirmado que está "bien" que un lehendakari reconozca que no siempre "se estuvo a la altura de las circunstancias". Semper ha señalado que, sobre todo, en los "peores momentos", había un "vacío", un "dar la espalda" por parte de las instituciones y una parte de la sociedad. A su juicio, está "bien" que eso se recuerde porque "va a ayudar a construir un futuro mejor".

No obstante, ha indicado que esa autocrítica "no puede ser la misma para todos" porque "no todos cometieron los mismos errores". En este sentido, ha afirmado que la izquierda abertzale "justificó" la existencia de los asesinatos y "una parte de la sociedad vasca seguía diciendo ETA mátalos". Por lo tanto, cree que la izquierda abertzale tuvo una "responsabilidad grave" que "no es la misma" que la de Urkullu.

Sémper ha afirmado que hay que hacer un ejercicio de "pedagogía política y social" y los que durante décadas "mancharon" la política vasca diciendo que asesinar tenia "justificación política", hoy tienen que hacer el "recorrido inverso" y decir que "ni uno solo de los atentados tuvo las más mínima justificación".

Por lo tanto, cree que sería "bueno" que, tras la autocrítica del lehendakari, viniera una "autocrítica verdaderamente potente y continua" por parte de quienes "justificaron" la violencia.