PP pondrá de acuerdo a sus líderes territoriales en una propuesta de financiación autonómica, pero no se impone plazos

Fernando Martínez Maillo en rueda de prensa
PP
Publicado 12/02/2018 20:13:42CET

Anuncia otros dos documentos, sobre el agua y sobre demografía, con la intención de negociar y pactar con el PSOE

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El PP va a empezar a trabajar en un documento base sobre la reforma de la financiación autonómica en el que estén de acuerdo sus líderes territoriales, tanto los que gobiernan como los que están en la oposición en las autonomías, texto cuya presentación no tiene sin embargo plazos pese a ser un "objetivo prioritario".

Este es uno de los acuerdos alcanzados este mediodía en la comida que ha convocado el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, con los dirigentes territoriales de este partido y a los que les ha encomendado un acuerdo sobre financiación que se plasme en un documento con propuestas básicas. El texto será entregado a la oposición, especialmente al PSOE, sin el cual el Gobierno no piensa aprobar la reforma.

El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha asegurado que no hay un plazo para terminar este trabajo que comenzará ahora en el seno del partido, de forma paralela y compatible con el trabajo que realiza el Ministerio de Hacienda. Los 'populares' prepararán esta propuesta un año después de que la Conferencia de Presidentes decidiera en enero de 2017 cerrar ese mismo año la reforma del sistema.

Maillo ha explicado que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que ha participado también en la comida, ha dejado claro que no habrá una quita de deuda a las comunidades más deficitarias y endeudas con el Estado, una posibilidad que molestaba mucho a autonomías cumplidoras con los objetivos de estabilidad, que lo interpretaban como un premio al mal estudiante.

Entre los críticos estaban los gobiernos 'populares' Galicia y Castilla y León, cuyos presidentes también estaban en el acto de hoy y se han mostrado tranquilos con el compromiso de Montoro. Lo que no ha precisado el ministro, según Maillo, es qué se hará con esa deuda, porque sí se buscarán fórmulas para que aligerar su carga.

También ha admitido el dirigente 'popular' que la reforma tendrá que esperar a que se forme Gobierno en Cataluña (representa el 18% del PIB). Ha dejado claro que el PP no va a "pasar del error" de negociar la reforma sólo con esta comunidad, como a su juicio ocurrió con el sistema del año 2009, a negociarla sin ella. "Sería deseable una Generalitat que viniera a la Conferencia de Presidentes y que viniera a la negociación", ha admitido.

Maillo ha asegurado que el PP espera igualmente una propuesta del PSOE, que gobierna en siete comunidades autónomas; no así de Ciudadanos. Y ha aprovechado para lanzar otra andanada al partido naranja: "Suponemos que su proyecto será abstenerse, como hace con todos los temas con dificultades. No tendrá opinión y delegará en los demás, se abstendrá".

DEMOGRAFÍA Y AGUA

Del encuentro de hoy han salido otros dos compromisos, redactar sendas propuestas sobre el agua y la demografía, asuntos que preocupan a buena parte de los líderes territoriales convocados este lunes por Rajoy.

Con respecto al agua, Martínez-Maillo ha explicado que el PP ya tiene avanzada una propuesta, aunque van a celebrar una convención dedicada al asunto dentro de unas semanas, y que buscan "un gran pacto" con el PSOE. Los 'populares' defienden que es un problema endémico del país para el que es necesario un acuerdo.

Otro de los "retos de país" es también el demográfico, afrontar que se prolonga la esperanza de vida pero no crece a la natalidad y sostiene ya a 9,75 millones de pensionistas. El PP organizará igualmente una convención dedicada al tema antes de redactar una propuesta. El Gobierno presentará una estrategia nacional sobre el problema demográfico en las próximas semanas, ha anunciado Maillo, con la intención de pactar también medidas con las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

¿REFORMA ELECTORAL?: QUE GOBIERNE EL MÁS VOTADO

Martínez-Maillo ha explicado igualmente que los 'populares' han abordado en su reunión la reforma electoral que han lanzado Ciudadanos y Unidos Podemos en una "sospechosa sintonía" en este terreno, según el PP. Ambos buscan beneficiarse a costa de restar diputados y "acallar" a la "España rural" a la que los 'populares' reivindican y dicen representar.

"Y esa propuesta no restaría ningún diputado a los nacionalistas ni a los independentistas, ni uno", ha enfatizado el coordinador general del PP, que ha insistido en cuál es la propuesta de su partido: que en los ayuntamientos y en las comunidades autónomas gobierne la lista más votada.

Maillo también ha advertido del peligro de abordar una reforma electoral que no tenga un amplio acuerdo de partidos, ya que es "la columna vertebral del Estado. "Sería una reforma de conflicto y parcial", ha avisado.