El PP prevé reformar la Ley de Extranjería y restringir el arraigo social

Actualizado 24/11/2011 21:02:32 CET

MADRID, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El gobierno que tomará posesión en las próximas semanas tiene entre sus planes reformar la Ley de Extranjería para, entre otros cambios, introducir la prohibición de las regularizaciones masivas, restringir el acceso al permiso de residencia por arraigo social y crear un visado de búsqueda de empleo.

Según ha explicado el presidente de la Comisión Nacional de Inmigración del Partido Popular, Rafael Hernando, en declaraciones a Europa Press, se trata de "incentivar la inmigración circular vinculada al empleo" y "desincentivar que la gente llegue a España de forma ilegal".

Hernando ha señalado que para lograrlo, se creará el citado visado de búsqueda de empleo, que permitirá al extranjero desplazarse a España para buscar trabajo concediéndole para ello un plazo de tiempo determinado. Si vencido ese periodo no ha conseguido su objetivo, deberá regresar a su país.

"Se trata de que los extranjeros puedan utilizar un sistema que realmente sea para buscar trabajo y no que vengan con visado de turista y luego se pongan a buscar", ha declarado.

La siguiente medida será restringir la figura del arraigo social y laboral, que permite al extranjero en situación irregular acceder a un permiso de residencia si lleva en España más de dos o tres años, respectivamente, y cumple una serie de requisitos, como una oferta de trabajo.

A juicio de Hernando, esta figura "se ha convertido en la nueva vía de regularización usada por el Gobierno, y ha pasado de ser un sistema excepcional a generalizado" por la que "miles de inmigrantes vienen ilegales y luego se quedan en el país esperando a que les regularicen por arraigo". Con la reforma, quedaría sólo para "situaciones muy excepcionales" que no ha concretado.

"La idea es que el inmigrante entre con el visado de búsqueda de empleo y tenga un tiempo para buscar un trabajo. Que lo encuentra, se queda con un permiso de residencia. Que no, se vuelve a su país, pero lo que no puede es acceder al arraigo porque entrando ilegal, no vas a poder conseguir los papeles", ha señalado.

Hernando ha apuntado que otra de las reformas que quiere introducir en la Ley de Extranjería el Partido Popular es permitir que el extranjero en paro que regresa voluntariamente a su país, no pierda su permiso de estancia, de forma que "pueda volver sin ningún otro tipo de trámite".

Además, sobre la transferencia de competencias en expedición de permisos de trabajo que la norma supuso para comunidades autónomas como Cataluña, el 'popular' ha señalado que "habrá que hablarlo, dentro de lo la unificación de sistemas comunes para todo el territorio".

En cuanto a otras posibles modificaciones de la norma, Hernando ha apuntado que "alguna habrá que hacer" ya que el Grupo Parlamentario Popular presentó "61 enmiendas" durante la tramitación de la Ley de Extranjería y "no se aceptó ninguna".

"Intentaremos negociarlo, pero yo creo que hay que modificarla porque esta ley de hoy no satisface a nadie. Se quedaron (los socialistas) solos con CiU e incluso después del debate, CiU ha dicho que no le gustaba cómo había quedado la norma", ha señalado.