PP, PSOE, UPyD e IU-ICV descalifican en el Congreso la denuncia de ERC de un supuesto complot contra el independentismo

 

PP, PSOE, UPyD e IU-ICV descalifican en el Congreso la denuncia de ERC de un supuesto complot contra el independentismo

Alfred Bosch
CONGRESO
Actualizado 08/05/2013 0:03:58 CET

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

El PP, el PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) y UPyD han descalificado este martes, en el Pleno del Congreso, la denuncia planteada por Esquerra Republicana acerca de una supuesta "guerra sucia" desde las estructuras del Estado contra el proceso independentista en Cataluña y la consulta soberanista.

En concreto, estos grupos han coincidido en rechazar una moción del portavoz de ERC, Alfred Bosch, con la que instaba al Gobierno a fiscalizar la actuación del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para aclarar en qué ha consistido la "investigación y persecución" a la que, según los republicanos, se ha sometido a determinados políticos catalanes, en alusión a supuestas cuentas en Suiza de dirigentes de CiU.

ERC considera que el organismo público ha emprendido una "guerra sucia contra el independentismo" y además pedían que "los indicios de delito cometidos por cargos electos fuesen investigados por la policía competente (Mossos d'Esquadra) y, en su caso, mediante la autorización judicial correspondiente".

Bosch ha destacado que toda esta "persecución" a los políticos catalanes es un asunto "feo y sucio" y ha subrayado que convendría investigarlo para llegar al fondo del asunto. En su opinión, "no es normal" lo que está sucediendo y, por ello, ha destacado que están seguros de que tienen razón.

"Estamos seguros de que tenemos razón y de que no nos tumbarán. Si embrutecen a algunos líderes tenemos a otros más jóvenes que pueden tomar el relevo", ha advertido el parlamentario.

"PARECE MENTIRA TANTA FRIVOLIDAD"

Para la diputada del PP, María Ángeles Esteller, "no existe" una persecución del Estado a Cataluña y "mucho menos" una guerra sucia. Según ha destacado, las acusaciones vertidas sobre el CNI son "de una gravedad y alcance que parece mentira que lo haga con esta frivolidad".

Según ha afirmado, "no tiene sentido pedir garantías de que no se haga lo que no se hace", ni de que se hable de una supuesta trama de espionaje denominada operación Horizonte "porque nunca existió".

Además de estos, les ha solicitado que "respeten" la legalidad, porque "no se puede hacer una consulta ilegal". En esta línea, ha manifestado que trabajarán para que este proceso "no continúe", y así dejen de catalogar a los catalanes como buenos o malos, dependiendo si son partidarios de la independencia o no.

"CHAPUZAS O INTOXICACIÓN"

Por parte del PSOE, Nacho Sánchez Amor ha reconocido asistir "con perplejidad" a la exposición de motivos y ha mostrado su "más radical, absoluta y llana condena a la utilización partidista del CNI".

En su opinión, si hubiese una trama para frenar el nacionalismo "sería una chapuza más del Gobierno", pero si además de existir, se supiera, "sería una doble chapuza". A este respecto, ha añadido que si estas operaciones no fuesen reales sino "una intoxicación", no favorecerían ni al Gobierno ni a los que nos oponemos a su plan soberanista".

Además, el parlamentario ha querido distinguir esta circunstancia del proceso independentista al alegar que considera que "no todo responda a conjuras universales". Por ello, le ha indicado que no intente pedir algo para cuya pregunta ya tiene respuesta negativa. "No nos pida avales porque la respuesta es no. No lo utilice para colarnos un interés que es suyo, pero que la mayoría de esta cámara rechaza.

MENOS "VICTIMISMO"

Por su lado, desde la Izquierda Plural, Joan Josep Nuet, ha afirmado que es fundamental "separar el grano de la paja", y que si bien están de acuerdo con el grano --garantizar que el CNI no realice actividades contrarias a la legalidad, que los indicios de delitos son investigados por la policía competente, y realizar una investigación sobre lo que la prensa ha publicado-- no lo están con la paja, como lo es la existencia de una "teoría conspiratoria".

En su opinión, "el victimismo no es la mejor manera de afrontar un debate franco y democrático", por lo que ha destacado que no apuesta "por el choque de pueblos ni identidades, sino por el diálogo". Además, ha destacado que casos como el Palau o Pallerols, "son casos reales de corrupción de Cataluña y nada tienen que ver con el CNI".

En opinión de UPyD, Rosa Díez ha criticado no encontrar relación entre lo que se solicita en la moción y en el desarrollo de la misma y se ha preguntado si la intención de Esquerra es evitar que se investigue a los presuntos delincuentes. Según ha afirmado, se tiene la "manía" de intentar confundir a los ciudadanos con un partido.

CIU QUIERE SABER LA VERDAD

Por parte de CiU, Jordi Xuclà, quien ha manifestado querer saber "toda la verdad" de lo sucedido durante las pasadas elecciones catalanas, "el espionaje oficial es una mala práctica de la cual tenemos muchas manifestaciones".

El parlamentario ha anunciado que presentará una propuesta de modificación del código penal con el objetivo de imposibilitar la banalización del nazismo y la comparación con el proceso independentista, tal y como hizo la semana pasada un medio de comunicación, ha indicado.

Por el PNV, Emilio Olabarría, ha resaltado que "últimamente" pasan "muchas cosas raras" en Cataluña, y que si se ha destinado dinero para frenar una decisión del pueblo catalán es un "fin ilegítimo" y una "aberración".

Así, ha destacado que si de lo que se trata es de decir si el pueblo catalán tiene derecho a decidir sobre su destino, han afirmado que desde el grupo tienen "la convicción" de que es así: "Al pueblo catalán le corresponde, como derecho humano, elegir su destino".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies