El PP quiere que el Pleno del Congreso condene "las presiones para forzar la dimisión" de Pérez Tremps

Actualizado 09/02/2007 14:25:15 CET

MADRID, 9 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Popular quiere que el Pleno del Congreso condene, el próximo 20 de febrero, "las presiones para forzar la dimisión" del magistrado del Tribunal Constitucional Pablo Pérez Tremps tras su recusación, así como los "intentos de coacción, hostigamiento o deslegitimación" a los que, a su juicio, se está sometiendo a los jueces y magistrados.

Así se recoge en la moción consecuencia de la interpelación que el pasado miércoles formuló la portavoz adjunta del PP, Ana Torme, al hasta hoy ministro de Justicia Juan Fernando López Aguilar, que desembocó en un agrio debate parlamentario. Torme le acusó de haber convertido la Justicia en "una caricatura" y añadió que la "manipulación" y la "agresión" ha llegado a tal punto con el Gobierno socialista que hasta "se insta a dimitir" a un magistrado.

López Aguilar denunció la "hipocresía" de los 'populares' y afirmó que sus advertencias contra la posibilidad de que el Ejecutivo sustituya a Pérez Tremps en el Constitucional si dimite, constituyen ejemplos de cómo el PP intenta "orientar a los jueces". "Eso es reflejo de un profundo desprecio a la Justicia española", proclamó.

"CAMPAÑA DE DESPRESTIGIO HACIA JUECES".

Fruto de esa interpelación, el PP ha presentado ahora una moción en la que asegura que desde los inicios de esta legislatura el Gobierno ha promovido "una permanente campaña de desprestigio hacia los jueces y magistrados, ha dirigido insultos y descalificaciones a los miembros de la carrera judicial y ha emprendido operaciones que ellos mismos han denominado de 'reequilibrio ideológico'".

"Esta deriva --añade la moción-- ha animado a otras instancias políticas a proceder con la misma virulencia, como se refleja en la declaración del Gobierno vasco del 27 de enero de 2007 y en la manifestación celebrada dos días después, convocada por las fuerzas políticas que comparten ese Gobierno" contra la imputación al lehendakdaki Ibarretxe por sus contactos con la ilegalizada Batasuna.

El Grupo Popular considera que el último capítulo de esa "campaña de desprestigio" ha venido como consecuencia de la recusación de Pérez Tremps, ya que, a su juicio, se están produciendo "de modo indisimulado todo tipo de presiones para forzar" su dimisión con el objetivo de "alterar el normal funcionamiento institucional del máximo órgano constitucional".

DECLARACION SOLEMNE DEL PARLAMENTO.

Por ello, cree que es necesario, que a través de una "declaración solemne" del Parlamento, se recuerde la independencia del Poder Judicial y se ampare a todos los jueces y magistrados "frente a los intentos de presión que vienen padeciendo".

En este contexto, el PP propone que el Congreso proclame que la "independencia de los jueces y magistrados es una salvaguarda esencial del Estado de Derecho, que garantiza la necesaria imparcialidad en la administración de Justicia"; y que condene las "presiones para forzar la dimisión" de jueces o magistrados, así como "los intentos de coacción, hostigamiento o deslegitimación de jueces y magistrados en el ejercicio de sus funciones".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies