El PP reprocha al Gobierno el "abandono" del campo y De la Vega les acusa de usarlo para "cazar votos"

Actualizado 25/11/2009 11:06:23 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reprochó al PP que utilice a los trabajadores del campo para "lo suyo, que es ir de cazavotos", después de que la portavoz 'popular', Soraya Sáenz de Santamaría, acusara al Ejecutivo de haber "abandonado" al campo español.

De la Vega replicó al PP que su política es "siempre de barbecho" y que sólo se preocupa de los agricultores simplemente porque el sábado "se les cruzó una manifestación", mientras que "el viernes lo más importante eran los pescadores".

Aludía así al hecho de que, hasta ayer mismo, la portavoz 'popular' tenía previsto preguntar a la vicepresidenta primera por la gestión del secuestro del 'Alakrana' pero finalmente decidió cambiar su pregunta para el pleno de control al Ejecutivo.

Así, la vicepresidenta recalcó que "las demandas de un sector" no se fraguan "de un día para otro". "Ustedes pasan de un tema a otro en función de que la estrategia le sirva a lo suyo, que es ir de cazavotos", apostilló.

Sáenz de Santamaría empezó por afear al Gobierno que no recibiera el pasado sábado a "ninguno" del medio millón de agricultores y ganaderos que "salió a la calle a decirle al Gobierno lo que lleva seis años sin querer oír". "Estaban ustedes muy ocupados ensayando la fiesta del domingo y no recibieron a ninguno no es le fuera a manchar de barro la alfombra roja", le espetó a la vicepresidenta.

La responsable 'popular' criticó así al Ejecutivo por acudir al acto que celebró el domingo el PSOE y avisó que el campo es "la España real, que trabaja y que madruga, y que no tiene motivos para ir de fiesta".

"USTED AL CAMPO SÓLO VA A EMPADRONARSE"

Además, consideró que la única medida agraria que ha tomado el Gobierno es eliminar el Ministerio de Agricultura para que el sector no tenga ni dónde ir a manifestarse y se dirigió en concreto a De la Vega para decirle que ella "al campo va sólo a empadronarse, y por cierto irregularmente".

La intervención de Sáenz de Santamaría fue recibida con protestas en la bancada socialista, hasta el punto de que el presidente de la Cámara, José Bono, tuvo que pedirles "respeto institucional".

Para Sáenz de Santamaría, el Gobierno no quiere escuchar a agricultores y ganaderos, a pesar de que "es imposible salir adelante cuando los costes suben y los precios bajan". Según sus datos, desde que gobierna el PSOE el sector ha perdido un 26 por ciento de renta y se destruyen cada día 300 empleos, por lo que preguntó "a qué se dedica el Gobierno" mientras "los agricultores protestan en la calle y cuatro millones de españoles hacen cola en el INEM".

"Bienvenidos a la defensa de los trabajadores del campo, han tardado mucho tiempo en venir, probablemente estaban entretenidos en otras cosas, como en poner orden y capataz en su parcela", le respondió la ministra de la Presidencia.

De la Vega insistió en que el Ejecutivo sí trabaja por los agricultores e invitó al PP a sumarse "por una vez al esfuerzo común". En ese punto, Saénz de Santamaría le advirtió de que no acuse al PP de no plantear alternativas, porque ella misma ha vetado personalmente varias.

Así, defendió que el PP "ha presentado una alternativa completa de medidas para el campo español", con medidas para abaratar los costes de producción, apoyar la comercialización y bajar los impuestos --especialmente tarifas del riego-- y le recordó que todos los grupos estuvieron de acuerdo menos el PSOE.

GOBIERNO ARREGLARÁ COTIZACIONES

De la Vega, en cambio, defendió que el Gobierno ha logrado, "tras duras negociaciones", ayudas al gasóleo profesional, ha aumentado las compensaciones por el IVA de los productos, ha reducido los módulos del IRPF y arreglará las cotizaciones de los jornaleros.

Por ello, insistió en que el Ejecutivo comparte las reivindicaciones de los agricultores y muchas las ha incluido en la ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) que el PP ha "sentenciado" antes de que llegaran a la Cámara.

La vicepresidenta terminó reprochando al PP que no se ocupe de los agricultores más que cuando conviene a sus intereses: "No tienen credibilidad y por eso los ciudadanos no van a apoyarles", le advirtió.

Terminado el turno de Sáenz de Santamaría, fue la portavoz económica del PP, Fátima Báñez, que a continuación iba a plantear su pregunta a la vicepresidenta segunda Elena Salgado, quien recalcó que los 'populares' apoyan a todos los sectores y "a la realidad de España" mientras el Gobierno "se va de fiesta".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies