El PP usa sus conclusiones para denunciar una causa general de la oposición contra Fernández Díaz

Jorge Fernández Díaz
CONGRESO
Publicado 19/07/2017 13:05:17CET

Niega la existencia de lo que la oposición denomina "policía política" y de la 'Operación Cataluña'

MADRID, 19 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PP ha presentado su propuesta de conclusiones a la comisión de investigación sobre el presunto uso político del Ministerio del Interior en la etapa de Fernández Díaz, un texto que utiliza para denunciar el interés "partidista" de algunos partidos de la oposición por promover "sin pruebas" y ni indicios "mínimamente sólidos" una acusación general contra la gestión del exministro.

Y todo, apunta, porque algunos partidos de la oposición tratan de "desgastar" al PP, "ocultar" su responsabilidad en casos de corrupción o de financiación ilegal de sus partidos o "desacreditar" la investigación policial sobre la comisión de graves delitos que están enmarcados en el proceso independentista catalán y de la que "podrían ser responsables".

"Ha quedado acreditado que las posiciones de algunos portavoces han sido de manifiesto y descarado sesgo partidista en la conducción de la investigación parlamentaria, guiándose exclusivamente por su interés en perjudicar al Gobierno y al PP, sin reparar en los medios empleados para ello", destaca.

A lo largo de 30 páginas, el PP se afana dejar claro que no existió lo que la oposición viene denominando "policía política" ni se pergeñó la llamada 'Operación Cataluña' y, por tanto, considera que no existen responsabilidad política alguna por los hechos que se han investigado. "Se puede afirmar, sin ningún género de duda, que estas acusaciones no han podido ser acreditadas como ciertas durante el proceso investigador realizado por la comisión", señalan.

Como argumento apuntan que los cinco comparecientes que han desfilado por la comisión desde el pasado mes de abril --el exministro, el ex director de la Oficina Antifraude de Cataluña Daniel de Alfonso, el ex director de la Policía Ignacio Cosidó y los excomisario José Ángel Fuentes Gago y Eugenio Pino-- han negado que la policía fuera gestionada durante el mandato de Fernández Díaz con criterios "partidistas", al tiempo que han rechazado "de forma contundente" la 'Operación Cataluña'.

NO SE FABRICARON PRUEBAS CONTRA RIVALES POLÍTICOS

Es decir, "no se impartieron órdenes para tapar posibles casos de corrupción del PP, ni tampoco se dieron para la realización de investigaciones o la fabricación de pruebas o informes que perjudicaran a partidos rivales o a sus dirigentes", indican.

Añade el PP que tampoco la "amplísima" documentación aportada a la comisión por parte del Gobierno ni de otras instituciones ha servido para acreditar la presunta utilización partidista de la Policía por parte de altos cargos del Ministerio del Interior.

El partido del Gobierno defiende que las reuniones entre el exministro y De Alfonso en otoño de 2014 fueron una manifestación "normal" de colaboración institucional, y rechaza que en ellas se urdiese una "conspiración" o se hablase de fabricar pruebas contra determinadas personas o formaciones, sino que sólo de expedientes "perfectamente instruidos" en el ejercicio de las competencias de la Oficina Antifraude que se refieren a "graves" episodios de corrupción en Cataluña.

De hecho, el PP destaca en su escrito que así se desprende del auto del Tribunal Supremo del 7 de noviembre de 2016, que concluye "con toda claridad" que no existió responsabilidad penal alguna en esas conversaciones.

El PP tacha de "censurables" la grabación y difusión ilegal de conversaciones privada, con independencia de a quién afectan, pero critica que se produjese una filtración "interesada, calculada, manipulada, fragmentada y orientada políticamente" de unas conversaciones privadas que, según recuerda, tuvieron lugar 20 meses antes de la publicación.

"Conservar ese material durante 20 meses fue la verdadera conspiración y después filtrarlo a la prensa de forma fragmentada en plena campaña electoral, con el único ánimo de hacer daño al PP y al entonces ministro del Interior, que encabezaba la candidatura de Barcelona", remarcan.

INTERROGATORIOS "CHABACANOS" Y "MEZQUINOS"

En su propuesta de conclusiones, que serán debatidas junto a las del resto de grupos en la reunión que la comisión celebrará este jueves, los 'populares' aprovechan para denunciar el proceder de algunos grupos de la oposición en la comisión de investigación sobre Fernández Díaz que, a su juicio, han actuado como fiscales y hasta como jueces. Además, censura que algunos interrogatorios hayan sido "un auténtico despropósito de groserías" y de soliloquios "chabacanos" y "mezquinos".

En concreto, se centra en denunciar el "abuso de poder" llevado a cabo por Unidos Podemos y, en especial, por su diputada y vicepresidenta cuarta de la Mesa del Congreso, Gloria Elizo, por haber aprovechado las potestades de la investigación parlamentaria para interrogar a algunos comparecientes contra las que ejercen la acusación popular en procesos judiciales.

Pero también por haber pretendido aportar a la comisión los documentos a los que tienen acceso sólo por su condición de parte procesal, pese a que su remisión al Congreso fue rechazada por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

"En definitiva, han abusado de su condición de parlamentarios para perseguir los objetivos que pretenden alcanzar en sede judicial, han pervertido el significado constitucional de las comisiones de investigación y han vulnerado los derechos fundamentales de los comparecientes", resume.

Precisamente este martes, el PP envió un escrito a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, exponiendo estos hechos y pidiéndole que actúe para que este tipo de actuaciones no vuelvan a repetirse en el futuro.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies