El PPdeG subraya que la norma fija una doble vuelta y no vería "incoherente" que Casado fuese el vencedor final

Miguel Tellado, secretario general del PP gallego, en rueda de prensa
Europa Press
Publicado 06/07/2018 15:30:06CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

El PP gallego ha evitado desvelar, al menos por el momento, a quién apoyará en el próximo congreso del 20 y 21 de julio, en el que los compromisarios tendrán la última palabra sobre quién se convierte en el sucesor de Mariano Rajoy: Soraya Sáenz de Santamaría, la más votada por la militancia en la primera vuelta (con 21.513 votos), o Pablo Casado, el segundo (con 19.967).

"Estamos en fase de escuchar", ha reivindicado, en una rueda de prensa el secretario general del PPdeG, Miguel Tellado, quien, en todo caso, ha rechazado que sea "incoherente" que, llegado el momento, los compromisarios puedan dar la victoria a Casado pese a que Santamaría tuvo más votos de los afiliados.

Como argumento, ha señalado que la norma de los Estatutos populares recoge esta posibilidad al determinar una segunda vuelta en la que deciden los compromisarios.

Precisamente, Galicia es la cuarta comunidad que más compromisarios aporta si se tienen en cuenta los delegados electos (279) y los natos (48), por lo que su papel resulta clave.

En la pasada jornada, la más apoyada por la militancia en el conjunto de la comunidad fue María Dolores de Cospedal, con Pablo Casado en segundo lugar. La excepción se produjo en la provincia de Ourense, donde ganó Santamaría.

"POSIBILIDADES ABIERTAS"

En este contexto, los populares gallegos apuestan por no precipitarse a la hora de posicionarse y "escuchar", ya que hay que atender "e interpretar acertadamente" lo que dijeron los afiliados; prestar atención a las propuestas de los dos aspirantes; y "escuchar" lo que les pide la ciudadanía para seguir siendo "un proyecto ganador, de Gobierno y que sea capaz de responder a los intereses del país".

Para Tellado, las distintas posibilidades están "abiertas" y, pese a que Alberto Núñez Feijóo se había manifestado partidario de llegar al cónclave con una lista de integración, su número dos ha reivindicado este viernes que "tan legítimo" es que haya una lista única previa como que "se vote" y los compromisarios tengan la última palabra.

La "integración" puede darse, a su modo de ver, "antes o después del cónclave, pero lo realmente "imprescindible" es que después del día 21 el partido esté "más unido y con una ilusión mucho mayor".

El secretario general del PPdeG tampoco teme que el hecho de que puedan llegar al final de la carrera tanto Santamaría como Casado por separado se traduzca en la ruptura del partido. "Creo que todos los candidatos han demostrado un profundo sentido de la responsabilidad, sabiendo que nuestros rivales están fuera y no dentro", ha esgrimido.

REIVINDICA LA "NEUTRALIDAD"

Tellado ha defendido que, en la pasada jornada, el PP dio "una lección de democracia interna", lo que supone que quizás fue "un mal día" para otros partidos "en los que funcionan los 'dedazos' y el culto al líder como Podemos o Ciudadanos"; para los que aseguran que el PP "no apuesta por la mujer" y para Pedro Sánchez y los socialistas, "que empezaron a perder las elecciones para 2020".

No en vano, se ha mostrado convencido de que el partido "acertará" y, elija a quién elija finalmente como sucesor de Rajoy, estará "en disposición de volver al Gobierno en el año 2020".

Asimismo, el secretario general ha reivindicado la "neutralidad" que hubo en las votaciones en Galicia y ha ejemplificado con que las diferencias entre los ganadores en los distintos territorios lo ratifica. "No hay dos ciudades con resultados idénticos", ha proclamado.

LA EXCEPCIÓN DE OURENSE

En cuanto a la excepción de Ourense, única provincia gallega en la que ganó Santamaría y no Cospedal, ha considerado un error tratar de explicar los datos "en clave de territorios y no de afiliados", y ha incidido de nuevo en la idea de "neutralidad". Con todo, ha precisado que, en el caso de Ourense, en la candidatura de Santamaría tiene un papel destacada una ourensana, en alusión a Edelmira Barreira.

Preguntado acerca de si considera que otros territorios no fueron neutrales, ha subrayado que hubo otras direcciones autonómicas que se posicionaron. "Nosotros quisimos no hacerlo, dimos libertad total a los afiliados y estos hablaron", ha zanjado.