Preguntó al ex portavoz de Batasuna si condenaba la violencia

Actualizado 26/01/2011 14:57:28 CET

Goiricelaia duda ante el TS de la imparcialidad de la juez de la Audiencia Nacional que condenó a Otegi a 2 años

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

La abogada defensora del ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, cuestionó hoy ante el Tribunal Supremo la imparcialidad de la juez de la Audiencia Nacional Ángela Murillo a la hora de condenar al miembro de la izquierda abertzale a dos años de prisión por su participación en un homenaje celebrado el 9 de julio de 2005 en el municipio vizcaíno de Amorebieta dedicado al miembro de ETA encarcelado José María Sagarduy.

Jone Goiricelaia recordó en una vista pública celebrada este miércoles ante el alto tribunal, que la magistrada preguntó a su defendido durante el juicio celebrado en la Audiencia Nacional si condenaba la violencia de ETA, cuestión que no tenía relación alguna con el delito de enaltecimiento del terrorismo al que se enfrentaba Otegi. El ex portavoz de la formación ilegalizada fue condenado a dos años de cárcel de prisión por "ensalzar en grado sumo" a los "presos políticos vascos, refugiados y camaradas" de ETA.

En opinión de la letrada, la juez --ponente de la sentencia-- realiza en la resolución valoraciones sobre el acusado y además contestó con un expresivo "ya lo sabía" a la negativa de Otegi a responder a su pregunta sobre la violencia etarra.

Goiricelaia expuso ante la sala, presidida por el magistrado Juan Saavedra, que la Audiencia Nacional condenó a su defendido "por ser él, por ser un portavoz y por hablar". Además, se preguntó si una respuesta afirmativa de Otegi hubiera supuesto una absolución.

Tanto el fiscal como los representantes de las acusaciones populares --Dignidad y Justicia y el Foro de Ermua-- rechazaron el argumento de la abogada y pusieron de manifiesto que la sentencia de la Audiencia Nacional refleja "razonamientos objetivos" al margen de la actuación de la juez Murillo en la vista oral.

Goirocelaia pidió también al tribunal la impugnación de un vídeo del acto celebrado en Amorebieta facilitado por ETB en el que figuraba el discurso ofrecido por Otegi. Según expuso la abogada las imágenes no se aportaron en las condiciones que marca la jurisprudencia y por tanto no puede ser utilizado como prueba de cargo.

La resolución de la Audiencia Nacional, dictada en marzo del pasado año, condenó a Otegi por un delito de enaltecimiento del terrorismo aunque rechazó aplicarle la agravante de reincidencia a pesar de considerar "público y notorio" que el dirigente de la izquierda abertzale "se prodiga de manera reiterada en este tipo de actos" y que se ha convertido en "un destacado líder en estas lides".

Por esta razón, se aplicó a Otegi el grado máximo de pena para este delito, establecido en dos años de prisión, seis meses más de los solicitados por la Fiscalía y en consonancia con la petición que realizaron las acusaciones populares, que ejercieron la asociación Dignidad y Justicia (DyJ) y el Foro Ermua.

"SE LO DEBEMOS A LOS PRESOS"

La sentencia absolvía no obstante al dirigente de la izquierda abertzale de los delitos de reunión y asociación ilícita y a las también acusadas Itziar Galardi y Josune Irakulis de todos los cargos que se les imputaban. Apuntaba que Otegi enalteció a ETA cuando al final del acto de homenaje aseguró: "Se lo debemos a los presos políticos vascos, refugiados y tantos camaradas que hemos dejado en la lucha y lo conseguiremos".

Los magistrados Angela Murillo (presidenta y ponente), Teresa Palacios y Juan Francisco Martel, que fueron los que suscribieron la resolución, consideraron la utilización de estos términos "tan errónea como interesada", y recordaron que los citados son "individuos privados de libertad, bien en calidad de presos preventivos por su presunta participación en delitos de carácter terrorista, bien en concepto de penados por su probada intervención en tales delitos".

"A estos individuos el acusado Otegi les ensalza en grado sumo, hasta el punto de llegar a considerarlos acreedores de Euskal Herria, por ser los artífices de ese gran cambio que, aventuraba, conllevará la territorialidad, la autodeterminación y en definitiva la independencia del País Vasco del resto de España". "Mayores halagos para éstos resulta inimaginable", señalaba la sentencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies