La prensa panameña vincula con un asunto de drogas el asesinato de un etarra

Actualizado 20/05/2013 21:47:17 CET

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El expreso etarra José Miguel Illarramendi Zabaleta fue asesinado el pasado sábado de madrugada en un domicilio en Panamá tras el asalto de varios desconocidos que le asestaron varias puñaladas tras preguntarle por una cantidad de droga desaparecida, según informa la prensa local panameña.

Fuentes policiales de Panamá han informado a Europa Press de que el expreso etarra utilizaba en ese país el alias de 'John Nickel Aranda'. Falleció tras recibir dos puñaladas en un costado del pecho, según han informado esas mismas fuentes, según las cuales el expreso etarra se encontraba acompañado de otras dos personas que recibieron una paliza por los asaltantes.

El incidente se produjo en un domicilio en la comunidad de La Higuera, en el distrito de Chepo. Según informa el medio de comunicación panameño critica.com, los asaltantes insistieron en varias ocasiones en preguntarle por el paradero de droga al expreso etarra. "La víctima hasta el final le respondió a los agresores que no sabía de lo que estaban hablando y que no sabía nada de droga", según relata el citado medio.

José Miguel Illarramendi Zabaleta, natural de Oñate, fue detenido Cahors (Francia) el 30 julio de 2003, en una operación que supuso la desarticulación de un núcleo operativo logístico de ETA, responsable de proporcionar armas, vehículo y explosivos a los comandos de la banda para atentar. Fue condenado a diez años de prisión en el país galo, aunque quedó en libertad el 20 de mayo de 2011.

En el momento de su arresto, estaba considerado un veterano de la banda terrorista huido a principios de los años 90 a Hispanoamérica, donde residió en varios países, el último de ellos en México, desde donde regresó a Francia en 1999 para integrarse en la estructura logística etarra.

Según ha informado este lunes 'Gara', citando al diario 'Goiena', Illarramendi se encontraba en Panamá por razones de trabajo.