La presidenta balear urge a tramitar una ley que acabe con los alquileres vacacionales "al margen de la normativa"

Ángel Gabilondo y Francina Armengol en un desayuno informativo de Europa Press
EUROPA PRESS
Publicado 06/07/2017 12:20:09CET

MADRID, 6 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta socialista de las Islas Baleares, Francina Armengol, ha urgido a tramitar una ley que ponga fin a los alquileres vacacionales de pisos "al margen de la normativa", de manera que exista una oferta "regulada" y que se paguen los impuestos "que a cada uno le tocan".

En los Desayunos de Europa Press, Armengol ha apuntado que su Gobierno está trabajando en una ley que ponga orden al alquiler de pisos en los periodos vacacionales y ha expresado su intención de que las grandes comercializadoras solo puedan rentar los establecimientos que cumplan con la legalidad. Además, ha expuesto la posibilidad de que los pisos vacíos sin ninguna utilidad sean destinados al "alquiler social" a las personas que viven "sin los recursos suficientes".

Armengol también ha señalado la necesidad de lograr un turismo "mucho más sostenible y comprometido con el medio ambiente", aunque este continúe siendo "el motor económico" de esta comunidad autónoma. Para ello, en Baleares ya se aplica una 'ecotasa' -impuesto ecológico a los turistas-- para borrar la "huella ecológica" del "turismo intensivo" y reinvertir parte de los ingresos obtenidos de esta actividad en mejoras sociales tales como la puesta en marcha de un programa para jóvenes cualificados que les ofrece un primer empleo en la Administración Pública.

"Hay mucha gente de golpe en un espacio pequeño", ha apuntado la líder regional socialista, quien ha recordado que cada año visitan las Islas un total de 15 millones de turistas. En este sentido, ha valorado como un éxito de los últimos años el haber extendido el periodo de "temporada de verano" de los meses de marzo a noviembre, y no solo de junio a septiembre.

Aun así, ha insistido en que la acumulación de visitantes genera problemas medioambientales, como la mala depuración, y ha explicado que el Gobierno autonómico está añadiendo la compra de espacios públicos y patrimoniales para que lo que se gana con el turismo se reparta entre las islas. Asimismo, ha reflejado que ahora los turistas ocupan espacios que antes estaban reservados a los habitantes por la "proliferación de nuevos hábitos turísticos" y ha incidido en la búsqueda de un equilibrio entre turismo y medio ambiente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies