La presidenta del Congreso invita a Torra a defender su posición en las Cortes y "escuchar" también al resto

405587.1.644.368.20180904100353
Vídeo de la noticia
Actualizado 04/09/2018 14:39:24 CET


Pide rechazar el "chantaje" del separatismo y defiende una regulación que evite lazos amarillos y la "división" de los ciudadanos

MADRID, 4 (EUROPA PRESS)

La presidenta del Congreso, Ana Pastor (PP), ha invitado al presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, a acudir al Parlamento para explicar su posición y también "escuchar" la del resto de partidos políticos, y ha defendido que el diálogo se aborde en las instituciones y no sólo en los medios de comunicación.

En un desayuno informativo de Nueva Economía Fórum, Pastor ha asegurado que comparte la apelación al diálogo, que es "muy necesario", pero ha apostado por que se desarrolle en las instituciones y dentro de la Constitución.

"En el Parlamento siempre debe haber espacio para todos los planteamientos, pero es necesario que se encuentren dentro de la ley y, si no, cambiemos la ley", ha agregado la presidenta de la Cámara Baja ante los diversos compañeros y cargos de su partido entre ellos, el presidente, Pablo Casado, quien se ha encargado de su presentación, y de, entre otros, el portavoz parlamentario del PDeCAT, Carles Campuzano.

Durante su intervención, Pastor ha hecho una férrea defensa de la Constitución, pese a admitir que puede cambiarse desde la "responsabilidad", una ley de leyes en cuya defensa, ha dicho, hay que "rechazar" el "chantaje" de los separatistas y garantizar la "integridad" de esos "miles" de catalanes "a los que quieren silenciar".

Preguntada en concreto sobre la polémica en torno a los lazos amarillos, ha dicho coincidir con el Defensor del Pueblo en que las administraciones, cada una en el ámbito de su competencia, eviten la utilización de los espacios públicos para colocar símbolos partidistas que no hacen más que "dividir a los ciudadanos".

Además, la presidenta del Congreso ha apuntado que espera que la Fiscalía actúe ante todos los actos en los que haya podido haber violencia y contra quienes hayan cometido o puedan cometer cualquier tipo de delito de odio, y ha defendido la conveniencia de regular el uso de los símbolos, tal y como avanzó este lunes el presidente de su partido, Pablo Casado.

FÉRREA DEFENSA DE RAJOY Y ELOGIO A CASADO

Durante su exposición inicial, Pastor ha puesto en valor los resultados de la gestión del Gobierno de Mariano Rajoy y ha cuestionado la moción de censura encabezada por Pedro Sánchez porque, a su juicio, no ha contribuido a la estabilidad del país.

No obstante, preguntada sobre si Rajoy debería haberse ido para evitar la actual situación política, ha respondido que el expresidente "hizo lo que tenía que hacer". "No se puede invertir la carga de la prueba. Rajoy es una persona honorable. ¿Por qué iba a presentar su dimisión? Faltaría más", ha manifestado.

Además, ha elogiado al actual líder de su partido, Pablo Casado, al que ha definido como un presidente "comprometido con España y con los españoles", así como el proyecto político del PP, capaz de contribuir, ha indicado, a la estabilidad del sistema democrático desde la solvencia de ser un partido "amplio" y con opciones políticas "claras".

También ha hecho una defensa cerrada de la igualdad del hombre y la mujer --"cada día soy más feminista", ha confesado--, una batalla que tiene que ser "como las cosa del comer", y ha pedido a los grupos que no se echen los trastos a la cabeza en relación con la violencia de género.

"TONTERÍAS, LAS JUSTAS"

En este sentido, se le ha preguntado si estaría dispuesta a cambiar el nombre del Congreso de los Diputados por el del Congreso a secas. Pastor ha señalado que no hay que "distraer la atención de lo importante" y que la "guerra" no está en el lenguaje aunque ha defendido la necesidad de "cuidarlo" para que "no discrimine". "Pero tonterías, las justas", ha rematado.

También se ha acordado de la situación "dramática" de Venezuela para pedir a la comunidad internacional que se movilice. "No es inmiscuirse, esto es una crisis humanitaria", ha dicho, incidiendo en que no debería haber distintos posicionamientos políticos ante la misma.

Contador