Presidenta del Parlamento vasco defiende el debate sobre presuntas torturas pero admite que no fue el momento "oportuno"

Actualizado 20/05/2008 14:04:18 CET

Izaskun Bilbao espera que reunión Zapatero-Ibarretxe sirva para "acordar y definir un futuro más claro"

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao, defendió hoy el debate que tuvo lugar el pasado viernes en la Cámara sobre presuntas torturas a presos etarras por parte del Estado español, aunque admitió que no fue el momento "oportuno", después del asesinato del Guardia Civil Juan Manuel Piñuel.

Asimismo, expresó su deseo de que el encuentro de entre el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el lehendakari Juan José Ibarretxe, sirva para "acordar, para resolver y para definir un futuro más claro". "Eso es lo que deseamos todos, lo deseo como ciudadana y lo deseo profundamente como presidenta del Parlamento vasco", subrayó.

En declaraciones a Punto Radio recogidas por Europa Press, confió en que este encuentro sirva para "poner en común" las cosas que se puedan "compartir", y en que el resultado sea el de un "acuerdo, porque eso es también lo que espera la sociedad vasca".

Preguntada sobre si puede ser un problema para ese acuerdo que el PNV votara el viernes en la Cámara vasca a favor de quienes denuncian las torturas del Estado español, indicó que como presidenta del Parlamento vasco puede "compartir que quizás el debate, después de una semana terriblemente dura para todas las personas que viven en Euskadi, no fue oportuno por la fecha".

"Pero creo que hay que decir que aquel debate se centró fundamentalmente no en las propuestas de uno u otro grupo político, sino en un informe elaborado por Amnistía Internacional que se llama 'Sal en la herida', que habla de las situaciones que se dan, de los parámetros internacionales a cumplir, y que hacía referencia no sólo a los presos de ETA", explicó.

Por ello, invitó a "todas las personas que tengan algún tipo de duda" a que acudan a la web del Parlamento, "puedan consultar todos los términos del debate que allí se produjo y ver cual fue realmente su contenido".

En cualquier caso, reiteró que comparte que "no fue el momento más oportuno" para el debate y "que el grupo que lo planteó no atendió a la solicitud que se le formuló para poder retrasarlo". Insistió en que habría que "analizar con un poco más de racionalidad y entender el contenido".

BASE SOCIAL DE ETA

Preguntada sobre si la base social de ETA está desapareciendo, respondió que la sociedad vasca "ha dicho una y otra vez con rotundidad" a ETA que tiene que abandonar las armas, y agregó que la sociedad vasca es "trabajadora, pacífica y tiene que convivir con el problema de la violencia una y otra vez".

"Nosotros sufrimos mucho en Euskadi cuando se producen atentados. El apoyo social a ETA es cada vez menor, pero está claro que la banda tiene todavía capacidad de atentar y que la reacción social sí es cada vez más importante", expuso.

Aprovechó para agradecer a la esposa del Guardia Civil asesinado la pasada semana, Juan Manuel Piñuel, que dijera que había sentido "calor en Euskadi y el apoyo de la sociedad vasca". Así, le agradeció que supiera "distinguir a los miembros de ETA de lo que es la sociedad vasca" y le expresó su "más profundo cariño".

Bilbao señaló que los vascos y las vascas se encuentran "mal" porque no comparten la violencia, que les "hace sufrir", y agregó que "en la medida en que matan, matan también una parte" de ellos, de su alma y de su corazón.

En lo referente a la operatividad de ETA, afirmó que "ahora está más presente que hace seis o siete meses". "Pero creo que los responsables políticos y policiales deben hacer su trabajo para que esta situación vaya disminuyendo. Si fuera sencillo seguramente ETA ya no existiría", remachó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies