El presidente de Aragón defiende "corregir más pronto que tarde" el maltrato del castellano en Cataluña

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán.
EUROPA PRESS
Publicado 17/02/2018 14:26:27CET

ARANJUEZ (MADRID), 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Aragón, Javier Lambán, (PSOE), ha defendido "corregir más pronto que tarde" el "maltrato injusto e ilegal" que la Generalitat de Cataluña ha infligido al castellano, "postergado" en la escuela catalana de un modo "inaceptable".

"El Estado (español), en materia de educación, tiene que volver a Cataluña si queremos que Cataluña no sea un problema definitivamente irresoluble", ha advertido en declaraciones a los medios de comunicación cuando abandonaba el Comité Federal del PSOE en Aranjuez (Madrid) antes de que hubiera finalizado la reunión.

Un día después de que el Gobierno confirmase su intención de modificar el procedimiento de inscripción de nuevos alumnos en Cataluña para garantizar que los padres puedan elegir el castellano como lengua vehicular, Lambán ha subrayado que "todos" los responsables políticos tienen que "intentar que Cataluña regrese cuanto antes del esperpento a la normalidad", y no sólo en el plano político, también en el educativo.

"El castellano está injusta e ilegalmente maltratado por la Generalitat de Cataluña y postergado en la escuela catalana y esto es inaceptable", ha denunciado.

Si bien defiende que cuanto antes se deje de aplicar el artículo 155 en Cataluña, "mejor", porque eso significará que se ha formado un Govern constitucional, Lambán ha subrayado la necesidad de que el Estado "ejerza sus competencias en Cataluña como en el resto del país y que en Cataluña se cumpla la ley".

Ha recordado que existe una sentencia del Tribunal Constitucional que establece que el castellano es "lengua vehicular igual que el catalán" y que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña también ha estipulado que "al menos el 25 por ciento de la enseñanza en los colegios se tiene que impartir en castellano".

Las palabras de Lambán suponen un desmarque respecto de la posición que fijó el viernes la 'número cuatro' del PSOE, Carmen Calvo, que rechazó que el Gobierno aproveche el 155 para modificar el modelo educativo catalán, algo que corresponde, en su opinión, al Parlament catalán.