Presidente CEOE dice, sobre Cataluña que cuando el Tribunal Constitucional habla, "las dos partes tienen que decir amén"

Javier González de Lara y Juan Rosell en una reunión en Málaga
EUROPA PRESS/ CEM
Publicado 22/02/2017 11:31:09CET

Sugiere que sabía de la reunión Rajoy-Puigdemont y subraya que hay muchos temas prioritarios antes que el referéndum

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha dicho este miércoles que cuando el Tribunal Constitucional se pronuncia todas las partes tienen que decir "amén", y así sucede también con todo lo relacionado con el proceso soberanista en Cataluña.

"Cuando el Tribunal Constitucional dice blanco pues la dos partes tienen que decir amén y, muchas veces, las dos partes no dicen amén", ha afirmado en una entrevista en RNE, recogida por Europa Press.

A la pregunta de si los empresarios catalanes se sienten concernidos por la "operación diálogo" que ha emprendido el Gobierno a través de la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, Rosell ha remarcado que no sólo debe implicarse ella, sino también "todo el Gobierno, tiene que ser el Parlamento en su conjunto".

"Es un problema que repercute en la política española de una manera muy importante, por tanto o lo intentamos arreglar o lo dejamos ahí para que se pudra, todavía más de lo que está podrido", ha avisado.

REUNIÓN DE RAJOY CON PUIGDEMONT

Por otro lado, preguntado directamente si tenía conocimiento de la reunión que mantuvo el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con el de la Generalitat, Carles Puigdemont, el pasado 11 de enero --según 'La Vanguardia'--, el presidente de la patronal ha respondido que "podría saberlo", pero que "no es momento de decirlo".

A la pregunta de por qué se ha mantenido en secreto, ha opinado que se haría así para "no dar espectáculo" y ha dejado claro que se debe seguir "profundizando" en temas que no son "para cinco minutos", sino que tienen gran importancia, como la financiación, la dependencia, inversiones y el traspaso de competencias.

En todo caso, ha defendido que las reuniones "tienen que existir" para que se puedan solucionar los problemas. "Si no hacen nada para resolverlo o plantearlo se equivocan las dos partes y yo espero que nunca se equivoquen las dos partes", ha dicho.

Preguntado si en esas reuniones se puede hablar de un referéndum independentista, ha respondido que eso sería "un paso más" y que lo primero es resolver los "temas mundanos, más del día a día" y sólo "después, si queda tiempo", hablar de "otros".

En todo caso, ha admitido que él preferiría no llegar a ese punto: "Entremos en la legalidad. El referéndum ya sabemos lo que opina el Tribunal Constitucional", ha dicho.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies