Presidente de la diputación de Valencia no ve "maldad" en que Blasco diga que Fabra fue imputado cuando era alcalde

Alfonso Rus
EUROPA PRESS
Actualizado 29/02/2012 16:20:23 CET

VALENCIA, 29 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, considera que no hay "ninguna maldad" en las palabras que pronunció este martes el portavoz del PP en las Cortes Valencianas y exconsejero de Solidaridad, Rafael Blasco, sobre el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra. No obstante, ha destacado que "donde hay patrón no manda marinero".

Rus se ha expresado en estos términos en respuesta a preguntas de los medios de comunicación sobre las declaraciones que realizó Blasco, en las advirtió de que "hay que ser muy respetuosos" con las imputaciones judiciales y "muy escrupulosos en las decisiones" que se toman al respecto y recordó que Fabra fue imputado en su etapa al frente del Ayuntamiento de Castellón.

Preguntado por si considera que el jefe del Consell ha actuado bien cesando al director general de Integración y Cooperación, Josep María Felip, y al subsecretario del departamento de Sanidad, Alexandre Catalá Bas, el presidente provincial ha preferido no dar su opinión personal. Sin embargo, ha hecho hincapié en que "lo que hay que tener claro es que donde hay patrón no manda marinero".

Alfonso Rus ha dicho estar "convencido" de que Blasco "es un hombre muy serio y muy responsable". "La gente puede pensar lo que quiera", ha dicho el presidente de la institución provincial, quien ha señalado que confía en Blasco, con quien mantiene una relación de amistad. "La juez está ahí y será la que tenga que decir lo que tiene que hacer", ha añadido.

Asimismo, ha recordado que a él también lo han imputado "varias veces", pero ha añadido que lo que "nunca" ha hecho desde que está en política es "aprobar nada con un informe en contra de un técnico, para que si tenemos que ir a Picassent vayamos los dos".

"El político lo que tiene que hacer es dar la idea y el técnico instrumentalizarla, pero si el político también tiene que instrumentalizar, malo", ha manifestado.

Inquirido por si cree que Blasco tiene responsabilidades en lo relativo a las subvenciones otorgadas por la extinta Consejería de Solidaridad a distintas fundaciones, Rus ha respondido que se trata de un tema "muy complicado". Para ejemplificarlo, ha indicado que en la Diputación hay 4.000 empleados y que él es el responsable, pero "si dijera que lo sé todo, estaría mintiendo".

"LA COMUNIDAD VALENCIANA NO ES TAN MALA COMO PARECE"

En su opinión, "la Comunidad Valenciana no es tan mala como parece". "Aquí todos los días estamos con historias ante la opinión pública", ha criticado el también presidente del PP provincial, quien cree que ésta es la causa del "mal concepto que los ciudadanos tienen de los políticos".

Ante esta situación, entiende que "no hay más remedio que asumirlo o cambiar". Alfonso Rus ha señalado que "todas estas historias no nos benefician" y, en esta línea, ha advertido de que "o cambiamos, o la gente no va a confiar en ningún político".

El responsable de la corporación provincial ha asegurado que en la Diputación intenta siempre que las cosas se hagan "razonablemente bien, obligatoriamente bien", aunque ha indicado que "siempre puede haber alguna cosa" negativa.

Rus ha incidido en que los políticos tienen la "obligación" de tratar "como si fuera propio" el dinero de los ciudadanos y "no malgastar". Al respecto, ha señalado que su "obsesión", que se ha hecho realidad, es que la Diputación de Valencia tenga "remanentes positivos".

"El diputado de Hacienda ha engordado y todo porque cuando estaba en otro sitio estaba muy delgado, y yo estoy haciendo régimen", ha ironizado el presidente provincial, quien ha resaltado que intenta "en todo momento que las cosas vayan con tranquilidad".

A su juicio, "el dicho que parece un tópico de 'tanto tengo, tanto gasto' es lo que hay que aplicar". En este sentido, ha destacado la necesidad de "apretarnos el cinturón, gastar lo que se tiene y pagar a la gente que es lo que quiere".