Presidente de Elcano: Los no independentistas se han quedado "rezagados" con la opinión pública internacional

Actualizado 10/04/2018 15:15:36 CET


Cree que la actitud de los jueces y el Gobierno alemán podría "crear una fisura" en el europeísmo de los españoles

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El presidente Del Real Instituto Elcano, Emilio Lamo de Espinosa, ha admitido este martes que a la hora de trabajar con la opinión pública internacional los independentistas catalanes "han hecho una tarea exitosa" frente a los constitucionalistas: "Nosotros nos hemos quedado rezagados, al menos en algunos países concretos".

Lamo de Espinosa ha distinguido el trabajo con las opiniones públicas del que se ha hecho con los Gobiernos extranjeros porque, a su modo de ver, la diplomacia española sí ha tenido un "éxito rotundo" a la hora de "alinear" a los ministerios de Asuntos Exteriores de otros países, de manera que "prácticamente ningún país ha hecho ningún reconocimiento".

Preguntado sobre si Elcano puede colaborar con el Gobierno en esa tarea, ha dicho que lo que sí hace es mantener encuentros con otros 'think tanks', en Washington, Nueva York, Londres, Berlín y Paris para explicar las posiciones españolas, además de atender a periodistas extranjeros en España.

El presidente de este centro de estudios se ha expresado así en declaraciones en la residencia del embajador francés, antes de presentar los resultados de la encuesta "Europa vista desde España y Francia" realizada por Elcano y la Asociación Dialogo.

La encuesta revela que el apoyo a la UE es mayor en España que en Francia --62 por ciento de respaldo en España y 40 por ciento en Francia--. Hecha entre mil personas en cada país, entre finales de febrero y mediados de marzo, no recoge el impacto del proceso secesionista catalán en la opinión pública general sobre las instituciones europeas. Menos aún en el caso francés porque, según ha explicado, aún no había tenido "repercusión internacional seria".

No obstante, el presidente de Elcano admite que el europeísmo español se puede resentir al hilo de la actitud de los jueces alemanes sobre el expresidente catalán Carles Puigdemont y las declaraciones del Gobierno alemán al respecto, porque cree que "ha causado mucho malestar en España", desde el centro izquierda al centro derecha.

Así, ha pedido esperar a ver "qué alcance tiene" y qué deciden finalmente los jueces sobre Puigdemont (si le entregan a España para que sea juzgado por malversación, una vez que han descartado el de rebelión), porque asume que "puede ser muy importante y podría crear una fisura en ese europeísmo tan marcado de los españoles", más en el ámbito de la derecha que en la izquierda.

En todo caso, cree que serían "variaciones más coyunturales que a largo plazo", como sucedió cuando la política europea de rescates y austeridad durante la crisis minó el europeísmo de la izquierda en España.

EN ESPAÑA EL EUROESCEPTICISMO ESTÁ EN LA IZQUIERDA

Precisamente, dentro del mayor apoyo general a la UE, en España son los sectores de izquierda los más euroescépticos, al contrario que en Francia, donde solo un 37 por ciento de quienes se consideran de derechas valoran positivamente la pertenencia a la UE --frente al 73 por ciento del mismo ámbito en España--. Lo mismo sucede en otros países, donde tradicionalmente la derecha es nacionalista y la izquierda internacionalista.

Para los franceses, la principal desventaja de pertenecer a la UE es la llegada de inmigrantes de otros países miembros, mientras que para los españoles es la burocracia europea. Y, en cuanto a los desafíos que deben afrontar los países de la UE, los franceses destacan la llegada de refugiados e inmigrantes y el terrorismo; para los españoles, el desempleo está por encima de los otros dos. Un 16 por ciento de españoles se dijo preocupado por los separatismos, frente al 6 por ciento de franceses.

Otra diferencia entre los dos países es que un 60 por ciento de los franceses están de acuerdo en una mayor inversión europea en defensa, frente a solo el 35 por ciento de los españoles. La brecha crece cuando se pregunta a quienes se consideran de izquierda (21 opr ciento en España frente a 52 por ciento en Francia), y también de centro (34 por ciento frente a 60 por ciento en Francia).

LA UE PARA FRANCIA ES "UNA FORMA DE TENER INFLUENCIA"

Ello se debe en parte a la diferente visión sobre los objetivos de la UE. Para Francia, "Europa es una forma de agrandarse, de tener influencia", ha explicado Pierre Lequiller, miembro del consejo de administración de la Fundación Robert Schumann.

Sin embargo, España no ve la UE como un mecanismo para "proyectarse" sino "para traer bienestar, prosperidad y libertad" a España, en palabras de Lamo de Espinosa. Por eso, cree que el eurooptimismo español es "algo más ingenuo" que el de los franceses y plantea "menos exigencias",

Los españoles son también más partidarios (76 por ciento) de la permanencia en el euro que los franceses (64 por ciento) y son más partidarios de europeizar la política fiscal y el seguro de desempleo, mientras que los franceses están en contra.

Contador