El presidente de Navarra aconseja al PP un giro al "centro" y que los "personalismos" queden "al margen"

Actualizado 09/04/2008 15:10:55 CET

Defiende un cambio de estrategia en País Vasco, Cataluña y Andalucía y dice que en UPN no existen las designaciones "a dedo"

MADRID, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Navarra, Miguel Sanz, de Unión del Pueblo Navarro (UPN) consideró hoy que el PP, su socio electoral, deberá ir avanzando "hacia el centro" y aconsejó a los 'populares' que dejen fuera los "personalismos" y adopten sus decisiones "al margen de los medios de comunicación". También defendió un cambio de estrategia en País Vasco, Cataluña y Andalucía y calificó de "profundización en la democracia" el hecho de que hubiera varias candidaturas en el congreso del PP argumentando que en UPN las designaciones no se hacen "a dedo".

Sanz, que participó en los Desayunos Informativos de Europa Press patrocinados por Banif, Sun Mycrosistems, Telefónica y Thomson Aranzadi, no se pronunció sobre quién atraería mejor al votante de centro si Aguirre, Rajoy o Gallardón. En este sentido, se limitó a decir que, a pesar del pacto PP-UPN, son dos partidos que toman sus decisiones de forma autónoma. El presidente navarro hizo estas afirmaciones ante la plana mayor del PP, incluido su presidente, Mariano Rajoy, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

Durante su intervención, Miguel Sanz realizó un análisis de los resultados electorales y apuntó que el PSOE hizo de la "supuesta derechización" del PP el eje de su discurso como estrategia para atraer al voto de centro. A su juicio, los 'populares' deben "avanzar hacia el centro" con un discurso que no sea "exclusivamente" la crítica a la gestión "ineficaz del gobierno".

Fue más allá al aconsejar a los 'populares' que entren también "en la política de los sentimientos y de las formas, no sólo de las ideas y valores", que "los personalismos" queden "al margen" y que las mejores decisiones "han de adoptarse alejadas de la influencia de los medios de comunicación".

MEJORAR RESULTADOS EN TRES COMUNIDADES

Según Sanz, el centro derecha español tiene necesidad de marcar objetivos y estrategias "desde ahora mismo" para mejorar "significativamente" su resultado en Cataluña, País Vasco y Andalucía.

El ensayo de la fórmula navarra de pacto PP-UPN tiene "dificultades" en País Vasco y Cataluña, señaló Sanz. En el primer caso recordó el precedente de Alava que "dificultó" la "consolidación de un partido con solamente un ámbito de actuación en un territorio de los tres que conforman Euskadi y por tanto está abocado al fracaso". Dijo, además, que el nacionalismo vasco ha tomado una deriva "muy errática" y de difícil "reconducción".

También en el caso de Cataluña lo ve "difícil" porque, arguyó, en CiU conviven dos formaciones con "grandes diferencias" y si hubiese alguna posibilidad en Cataluña "sería entre los dos partidos que conforman la coalición".

Después de indicar que no se puede trasladar el mismo mensaje en todas las comunidades, afirmó que el PP no debería centrar "exclusivamente" su mensaje en Cataluña en la defensa del español, sino complementado con cuestiones "económicas". "Siempre se ha dicho 'Barcelona es bona si la bolsa sona', luego lo que realmente interesa a los catalanes con carácter prioritario es la economía. Tenemos que poner el acento en cada comunidad en lo que interesa".

NO RETIRAR EL RECURSO DEL ESTATUT

Sin embargo, no cree conveniente la retirada del recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) contra el Estatuto catalán. "Creo sinceramente que no se puede retirar", señaló y agregó que "sea cual sea la resolución del TC ha de aceptarse con cierta normalidad". Eso sí, aunque su gobierno presenta recursos con "normalidad", reconoció que procura que no lleguen al alto tribunal asuntos del fuero porque "se entiende poco en el Constitucional y es mejor no meneallo".

Dicho esto, sobre una supuesta lista alternativa a la de Mariano Rajoy, apuntó que "todo lo que sea profundizar en los mecanismos democráticos" le parece bueno y remachó que en su partido "no existen las designaciones a dedo". "En mi partido no puedo decir quien me va a sustituir o quien va a dejar de sustituirme, entre otras cosas porque somos un partido cuasi asambleario", concluyó.

A su juicio, el PP tiene personas "muy capaces" y el presidente del partido "es un gran presidente. En cualquier caso el que quiera presentarse que se presente. Como decía aquel pescador que echaba desde la caña el anzuelo y no ponía cebo, el que quiera picar que pique, aquí no se engaña a nadie".

"EL CENTRO NO SE PROCLAMA, SE PRACTICA"

Preguntado sobre si ayudaría a un giro al centro que Alberto Ruiz Gallardón fuera designado secretario general del partido, Sanz eludió pronunciarse pero sí dijo que el centro "no se proclama, se practica", al tiempo que enfatizó que un gobierno al que tildan "de derechas" como el que él mismo preside, va a trasladar agua a la Expo de Zaragoza y "a quien la necesite", algo que no ve en gobiernos autonómicos que se dicen de izquierdas.

Otro de los "gestos" que Sanz recomendó al PP es un "gesto positivo" en la investidura del candidato socialista a la presidencia del Gobierno. Aclaró que fue una "reflexión" que le hizo a Rajoy, con el que se reunirá esta tarde, y que los diputados de UPN estarán sometidos a la disciplina del grupo popular por lo que acatarán la decisión anunciada ayer por su líder de votar en contra.

Según relató, Rajoy respondió a la citada "reflexión" que su discurso en la investidura iba en la línea que le había propuesto, aunque aún no había decidido el voto en la investidura. "Parece ser que ayer desveló que iba a ser contrario. Es una opinión unida a la estrategia que yo creo que es conveniente para el PP. Difícilmente se puede ganar credibilidad en la ciudadanía cuando se hace un discurso en una línea y al final el voto no se corresponde con esa línea", precisó.

En su repaso a la actualidad nacional, el jefe del Ejecutivo navarro expresó su "alarma" por la "pasividad" del Gobierno en esta materia y consideró que se deben favorecer fiscalmente la creación de empleo e invertir en la mejora de las infraestructuras.