Presidente de PP Mallorca dice que la unidad de España no está en peligro y que el Estado autonómico puede evolucionar

Actualizado 01/02/2006 14:38:50 CET

El presidente del Parlament pide "valentía" a todos los partidos para consensuar un nuevo Estatut y lamenta la parálisis con el Síndic de Greuges

PALMA DE MALLORCA, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP de Mallorca, Pere Rotger, consideró hoy que la unidad de España "no está en peligro" por el contenido de la nueva reforma del Estatuto catalán y expresó su posición favorable a que se puede "evolucionar" en el desarrollo del Estado de las Autonomías, pero dentro del "consenso" logrado en 1978.

Rotger, también presidente del Parlamento balear, que defendió la decisión de su partido estatal de recoger firmas para convocar un referéndum tras el acuerdo entre el Gobierno y CiU sobre el Estatuto catalán, subrayó que no cree que esté en peligro España y que la situación actual demuestra que "caminamos hacia otro modelo".

Rotger mostró su deseo de que se produzca el consenso alcanzado con la Constitución Española en la futura aprobación de los nuevos Estatutos de Autonomías y rechazó la estrategia del Gobierno de negociar bilateralmente con Cataluña su reforma estatutaria al margen del resto de autonomías. "Se debe hacer con las 17 comunidades autónomas", espetó.

Asimismo, indicó que la campaña del referéndum iniciada ayer por el presidente del PP nacional, Mariano Rajoy, es una decisión que "toma un partido en la oposición", al tiempo que defendió la posibilidad de que todos los españoles "puedan opinar" sobre todos los temas.

De aquí al final de la legislatura, Rotger mostró su confianza de que se pueda consensuar la reforma del Estatut balear con el necesario diálogo de todos los grupos parlamentarios. No conseguirlo, dijo, sería "dar un paso atrás y no ser lo suficientemente valientes para no aprobar un nuevo texto".

Rotger, que subrayó que esta tarea corresponde ahora a los Grupos Parlamentarios, que son los "que deben tener la iniciativa", espera que, con la reanudación mañana de los trabajos de la ponencia parlamentaria, se comience a reactivar un acuerdo futuro para reformar el Estatut.

Por otro lado, lamentó la situación estancada en la que se encuentra el desarrollo de la figura del Síndic de Greuges, que actualmente no tiene ni Mesa de negociación en el Parlament, lo que "me deja en una situación menos optimista de que pueda estar aprobada antes de que concluya la legislatura", dijo Rotger.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies