El presidente de rectores pide que la política no ponga a la universidad en "el debate" y cree que "el control es alto"

Rueda de prensa del presidente de la CRUE, Roberto Fernández
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 14/09/2018 13:50:25CET

Afirma que, con 200.000 trabajadores y 8.000 grados y másteres, no hay ni un cargo universitario imputado

PAMPLONA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Confederación de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), Roberto Fernández, ha considerado que "no es la mejor opción que, en alguna medida, los políticos estén poniendo la universidad en medio del debate político", por lo que ha pedido "que se tenga mayor rigor, mayor prudencia y mayor ecuanimidad".

Roberto Fernández ha señalado, en declaraciones a los periodistas al término de un acto en Pamplona, que "el control universitario en España es muy alto" y ha apuntado que "lo que muchas veces opinan los académicos es que el control es tan alto que a veces no te deja trabajar". ¿Eso quiere decir que no sean revisables los procesos que cada universidad tiene de control? No. Tenemos que estar en continúa revisión, pero los controles en general están funcionando bastante bien", ha indicado.

Además, el presidente de la CRUE ha afirmado que "la universidad española es la mejor que hemos tenido en toda la historia de España con diferencia", si bien ha afirmado que "es evidente que un solo caso de presunta irregularidad es siempre algo que debe preocupar al presidente de los rectores, porque tenemos que aspirar a la excelencia en la gestión de la vida universitaria".

En todo caso, ha señalado que "hay 200.000 trabajadores, más de 8.000 grados y másteres, y no hay un rector, un gerente, un vicerrector, un decano, ni un jefe de departamento imputado".

Por ello, ha pedido "a todas las fuerzas políticas, a la comunidad universitaria y a los medios de comunicación que no caigamos en el error de una generalización injusta, indebida y no rigurosa". "Estamos hablando de un buque insignia en cualquier país del mundo, que se llama universidad", ha afirmado, para pedir que se evite "trasladar una imagen de que parece que la universidad tienen un problema enorme". "Me parece sencillamente, desde el punto de vista de la razón razonada, absolutamente procedente e injusto. No podemos contribuir por una cuestión que es particular y aislada a un cierto desprestigio de la universidad española", ha indicado.

Por otro lado, sobre posibles plagios en trabajos fin de máster o en tesis doctorales, Roberto Fernández ha señalado que "cada año se leen miles de tesis doctorales y pasan todos los controles que se pasan en la inmensa mayor parte de los países occidentales que tienen sistemas universitarios homologables".

Así, ha sostenido que "el actual sistema de defensa y lectura de las tesis doctorales está muy regulado, es bastante riguroso y creemos que es suficiente para garantizar la bondad de las tesis doctorales en España".

Además, ha afirmado que "hay que tener mucho cuidado al utilizar el término plagio, porque es muy delicado, es muy vidrioso, incluso jurídicamente tiene muchas dificultades de ser comprobado, pero evidentemente nada es peor para la universidad que el plagio en el conocimiento". "Ahora, hablar de plagio requiere rigor, análisis muy detenido, porque en ello va el honor de muchas personas, no solo el honor académico del autor, sino del director, del tribunal que la juzga, de la universidad en la que se lee", ha apuntado, para insistir en que considera que "está garantizado el rigor en la lectura y defensa de las tesis".

Roberto Fernández ha indicado además que "es muy difícil alcanzar la perfección total en una institución, es muy difícil que en una institución de 50.000 estudiantes y 5.000 trabajadores, por mucho control que pongas, en un momento determinado no pueda producirse una irregularidad y una inmoralidad". "Hay que tratar por todos los medios de que no sea así y si pasa, actuar rápidamente y cortarlo", ha indicado.

Contador