Un presunto yihadista dice trabajó para los servicios secretos daneses pero se negó a infiltrarse como espía en el ISIS

Publicado 12/06/2018 15:07:10CET

Solo se arrepiente de haber viajado a España porque, ha apuntado, es el único país de la UE que encarcela por ver noticias de Siria

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ciudadano de nacionalidad danesa Ahmed Samsam ha asegurado este martes que trabajó para el Servicio de Seguridad e Inteligencia danés (conocido como PET) para visualizar vídeos sobre el Estado Islámico pero que se negó rotundamente a integrarse en la organización terrorista como espía porque tenía miedo a perder la vida.

En esta primera sesión de vista oral que acoge la Audiencia Nacional en su contra por el delito de integración en organización terrorista, el acusado ha explicado que en el año 2015 tenía contacto directo con los servicios secretos policiales y militares de Dinamarca y que su relación se rompió poco después cuando rechazó la propuesta formulada.

Samsam, que se enfrenta a siete años de cárcel, ha detallado que combatió en Siria pero no bajo las filas de la organización terrorista Estado Islámico, sino en una guerrilla contraria al régimen del presidente sirio Bashar al Assad.

Al respecto ha reconocido que estuvo en Siria de forma intermitente entre los años 2012 y 2015, como apunta la Fiscalía en su escrito de acusación, para luchar por su pueblo y también porque para su familia la situación del país "es muy importante".

NO ERA CONSCIENTE DE QUE EXISTÍA EL EI

Sin embargo ha dicho que "no era consciente" de que existiera el Estado Islámico cuando viajó a Siria y que, aún incluso de hacerlo, él no estuvo en las zonas controladas por la organización terrorista en aquellos años, sino que estuvo cerca de las ciudades sirias de Alepo y Hama.

Samsam, que se enfrenta a siete años de cárcel, fue detenido en Estepona (Málaga) el 30 de junio de 2017. Sin embargo ha dicho que no se debió a que quisiera comprar armas y ha insistido, hasta en tres ocasiones, que de lo único que se arrepiente es de haber viajado a España porque es es "el primer país de Europa que mete en la cárcel a la gente" por ver noticias de Siria.

A preguntas de su letrado, ha asegurado que se quedó en 'shock' cuando fue detenido en Málaga, porque ya había estado previamente en España de vacaciones en 2014 y no había tenido problema alguno.

"NUNCA PUBLICO EN YOUTUBE"

El presunto yihadista de origen sirio ha desmentido que compartiera a través de su cuenta en Youtube contenido de carácter violento o radical puesto que si hubiera sido así ya habría sido detenido por las autoridades danesas. "Nunca publico nada en Youtube", ha apostillado.

Con todo ha detallado que sí visualizó un vídeo para instruirle en el manejo de armas porque se compró una cuando asesinaron a su hermano pequeño en Dinamarca. En relación a una de las imágenes difundidas en su cuenta relativa a la bandera del Estado Islámico, el acusado ha dicho que esa bandera no es característica del ISIS sino que la han usurpado de los símbolos del Islam, "al igual que el Corán no es del Daesh sino de todos los musulmanes", ha apuntado.

CONDENAS POR TRÁFICO DE DROGAS Y AGRESIÓN

El acusado también ha sido interrogado por las múltiples condenas que acumula en Dinamarca por delito de tráfico de drogas, agresión, amenaza a la autoridad, hurto, lesiones y quebrantamiento de condena. Sin embargo ha insistido ante los magistrados que ninguna de ellas es por terrorismo y que, desde que llegó a Dinamarca en 1987, ha llevado desde siempre una vida normal.

Tras él han declarado como testigos varios agentes de la investigación que analizaron el material compartido por el acusado con sus contactos. "Hay vídeos que son verdaderamente paradigmáticos de los que difunden la organización terrorista para captar adeptos", ha explicado uno de los agentes.

La Fiscalía recoge en su escrito que Samsam mantuvo hasta 143 conversaciones de Whatsapp de entre los cuáles había un alto número de personas relacionadas con el Daesh, el crimen organizado y la delincuencia común. También apunta que envió "de forma masiva" a sus interlocutores enlaces de la red Tor que conducen a un repositorio de vídeos realizados por la productora del Estado Islámico.