Los Presupuestos vascos salen adelante con el apoyo del PSE y el rechazo del resto de la oposición

Actualizado 28/12/2006 15:15:04 CET

VITORIA, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Parlamento vasco aprobó hoy los Presupuestos para 2007 con el respaldo de los grupos del tripartito (PNV, EA y EB) y del PSE, que apoyó por segundo año consecutivo las Cuentas, de acuerdo al pacto presupuestario alcanzado con el Gobierno. El resto de los grupos, incluido Aralar, votaron en contra del texto. Los Presupuestos volverán a contemplar una partida de ayudas para familiares de presos recluidos fuera del Euskadi, ya que las enmiendas de PSE y PP en las que se reclamaba la supresión de estas aportaciones fueron rechazadas.

En el transcurso del debate definitivo de las Cuentas en el Pleno de la Cámara de Vitoria, que se prolongó durante más de tres horas, también se sometió a votación una enmienda del PNV para destinar más de 650.000 euros a la asamblea de municipios Udalbide, que no salió adelante al contar sólo con el apoyo de este grupo. Los otros dos socios del tripartito (EA y EB), así como EHAK y Aralar, se abstuvieron en esta votación, mientras que socialistas y populares votaron en contra.

Al igual que el año pasado, PSE y PP presentaron sendas enmiendas para suprimir la partida de 212.160 euros destinada a financiar los desplazamientos de familiares de presos vascos recluidos fuera de Euskadi. Ambas propuestas fueron rechazadas por el resto de formaciones.

Las enmiendas de EHAK, entre las que se incluía la propuesta de financiación de la asamblea de electos de la izquierda abertzale Udalbiltza y el incremento de la partida para desplazamientos de familiares de reclusos hasta los 424.000 euros, tampoco salieron adelante al contar sólo con el voto a favor del propio grupo de la izquierda abertzale.

Finalmente, los Presupuestos fueron aprobados con el voto a favor de PNV, EA, EB y del PSE. PP, EHAK y Aralar votaron en contra de las Cuentas.

PROCESO DE PAZ

La parlamentaria socialista Joana Madrigal justificó su apoyo al documento en la necesidad de ejercer una oposición orientada a "buscar soluciones a los problemas de la ciudadanía vasca" en lugar de buscar una política de "tierra quemada". En este sentido, manifestó que "frente a un Gobierno en minoría", al PSE "le toca una vez más ocuparse desde la oposición de un país que quiere avanzar política y socialmente".

Además, destacó que el acuerdo presupuestario "contribuye de manera muy importante a normalizar nuestra vida política y a reforzar el diálogo y la convivencia" ante el proceso iniciado con el alto el fuego de ETA, del que afirmó que tiene que contar con el apoyo, el esfuerzo y la unión de todos".

Por el contrario, el parlamentario popular Antón Damborenea acusó a los socialistas de "tragar con carros y carretas" porque "no les queda otro remedio" que "votar lo que les pongan delante" debido a la necesidad de ofrecer una contrapartida al apoyo del PNV en el Congreso a los Presupuestos Generales del Estado.

Por su parte, la parlamentaria del PNV Leire Corrales lamentó la actitud del PP en la negociación de las Cuentas al haberse negado "de plano" a tratar de llegar a un acuerdo. En su opinión, esta postura responde a una estrategia de "el no por el no". Además, destacó que los Presupuestos se han hecho "bien" y explicó que se basan en tres ejes principales: innovación, sostenibilidad y solidaridad.

Desde EHAK, Itziar Basterrika manifestó que las Cuentas deberían incluir "más pasos" en cuestiones como la lucha contra la exclusión social, por lo que reclamó un incremento de las partidas destinadas a la Renta Básica y las Ayudas de Emergencia Social. También consideró insuficiente el presupuesto destinado a la euskaldunización y potenciación de la cultura vasca.

Por parte de EA, Nekane Altzelai agradeció las "aportaciones" de los grupos al Presupuesto y destacó las partidas destinadas al fomento del empleo. En este sentido, recordó que la tasa de paro de Euskadi es inferior a la del conjunto del Estado español.

El portavoz de EB, Oskar Matute, reconoció que le hubiera gustado lograr el respaldo de "más fuerzas de izquierdas" al margen del PSE, ya que los Presupuestos "contribuyen al incremento de la cohesión social y a la lucha contra las desigualdades".

ANECDOTA

La parlamentaria de Aralar, Aintzane Ezenarro, justificó su rechazo a las Cuentas en la falta de "voluntad" del Ejecutivo para profundizar en la negociación con su grupo. No obstante, subrayó que la ausencia de acuerdo no debe interpretarse como un "drama".

La anécdota de la jornada la protagonizó la parlamentaria socialista Joana Madrigal, quien manifestó que la presidenta del PP vasco, María San Gil, tenía previsto abandonar Euskadi, "tal y como hizo Carlos Iturgaiz". Sin embargo, una vez finalizada la votación, San Gil pidió la palabra para asegurar que esa noticia no era cierta y que, probablemente, se trataba de una inocentada que le habían gastado a la representante del PSE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies