Juanes(AN) admite que pudo huber negligencias pero no intencionadas y dice que en un mes se sabrán los motivos

Actualizado 25/11/2009 13:36:54 CET

MADRID, 25 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Audiencia Nacional (AN), Ángel Juanes, reconoció hoy que en el trato a los detenidos en la 'operación Pretoria' a la entrada de la Audiencia es probable que hubiese "ciertas negligencias" en la conducción del furgón que los trasladó pero "en ningún caso intencionales". "Pudo haber imprudencias o errores, eso sí lo puedo afirmar", remachó.

En declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press, Juanes se explicó así en relación con que los nueve detenidos apareciesen esposados y con sus pertenencias en bolsas de basura, ante las cámaras de televisión y los fotógrafos que esperaban en las puertas de acceso a la sede judicial. Aseguró que dentro de entre 20 días y un mes se conocerán los motivos de este hecho.

A su juicio, probablemente se debiese a que la Audiencia Nacional "está en el centro de Madrid, las instalaciones son pequeñas, el furgón era grande y no cabe". Según explicó, cuando se da este hecho, "se pone una especie de mampara para que no se vea pero, en este caso, no se hizo". Apuntó a que hasta que los detenidos llegan a los calabozos "los jueces no tienen responsabilidad, corresponde a quien realiza el traslado".

Aseguró que cuando tuvo conocimiento de estos hechos le produjeron "una notable preocupación" porque "no fue un espectáculo edificante", por lo que abrió una diligencia informativa de uso interno para casos de este tipo. "Los hechos fueron graves y se dio una mala imagen de la justicia", recalcó.

UNOS EN LA CÁRCEL Y OTROS JUGANDO AL TENIS

Preguntado por las imágenes que aparecieron en los medios de comunicación de Jorge Montull, mano derecha de Félix Millet, acusados ambos de desviar 24 millones de euros del Palau de la Música de Barcelona, jugando al tenis, mientras que los imputados en Pretoria están en prisión, aseguró no conocer el caso en profundidad pero que "como ciudadano" también se pregunta "cómo puede ser que unos estén libres y jugando al tenis y otros en la cárcel".

Manifestó que habría que conocer "los elementos jurídicos" de ambos casos en profundidad porque "la prisión provisional necesita la convergencia de ciertos requisitos". "El problema dramático sería que dándose los mismos supuestos, en un caso se adopte una medida y en otro, otra", subrayó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies