Jiménez dice que no abandonará, con independencia de los 6.000 avales que ya tiene Gómez

Actualizado 19/09/2010 13:59:53 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad y aspirante socialista a encabezar la lista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Trinidad Jiménez, ha asegurado que no abandonará la carrera por las primarias --independientemente de que la candidatura de Tomás Gómez haya adelantado que cuenta con más de 6.000 avales en este momento--, ya que ella asume las responsabilidades que adopta "hasta el final".

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, tiene ya contabilizados más de 6.000 avales de militantes, lo que supone un tercio del censo del Partido Socialista de Madrid convocado a las urnas el próximo 3 de octubre para decidir al número uno de la lista socialista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en mayo de 2011.

Según informó a Europa Press la Plataforma de apoyo a Gómez, ya disponen, además, del 60 por ciento de los avales de los miembros del Comité Regional, lo que supone que el líder del PSM cumple con holgura con dos de los criterios establecidos para ser proclamado oficialmente candidato.

Preguntada sobre si abandonaría si la candidatura de Gómez presentara finalmente unos 7.500 avales el 21 de septiembre, jornada final para la entrega de apoyos, la ministra lo tiene claro. "Nunca, en ningún caso, cuando asumo una responsabilidad la asumo hasta el final. El 3 de octubre será cuando los militantes elegirán con su voto, libre y secreto, al candidato, que será el de los militantes", ha zanjado la ministra en declaraciones a Telecinco, recogidas por Europa Press.

Jiménez ha tenido que enfrentarse también a la encuesta impulsada por el programa 'La noria'. Vestida con un sobrio traje de chaqueta gris, la socialista ha visto como los 9.624 votantes en esa encuesta creían, a la 1.30 horas de la madrugada, que Tomás Gómez es mejor candidato para enfrentarse a Esperanza Aguirre (con un 70,5 por ciento), por delante de la ministra (29,5). De este modo, el secretario general del PSM ganaba terreno ya que hace un mes y medio, cuando acudía al mismo programa, el de Parla consiguió un respaldo de un 64,29 por ciento frente al de Jiménez, 35,71 por ciento.

Durante la entrevista la socialista ha querido marcar distancias con su adversario, Tomás Gómez, aunque sin caer en las descalificaciones. Después de que los periodistas le recordaran que el secretario general del PSM asegurara que la suya era la candidatura de la "gente normal y del compromiso ético", la ministra ha considerado que a otras personas se le puede "escapar" ese tipo de expresiones, algo que a ella no le pasaría porque "mide mucho" sus palabras.

A VUELTAS CON THATCHER

Por otro lado, Jiménez sí que parece haber tenido a su compañero de filas en mente cuando ha abordado la Presidencia de Esperanza Aguirre. Si días atrás Gómez tachaba a la jefa del Ejecutivo autonómico de ser "una Margaret Thatcher tardía", la ministra ha insistido en la necesidad de que los socialistas recuperen Madrid ya que "en Inglaterra ha costado 20 años recuperar el destrozo de Thatcher con la sanidad y los servicios públicos".

Tampoco ha dudado en arremeter contra Aguirre por la que ha considerado una desafortunada comparación en el Debate del Estado de la Región. Entonces, la 'popular' dijo que cuando escucha a los socialistas sobre cómo crear empleo le parece igual de absurdo que "si Paris Hilton viniera a hablar de cómo va a fundar conventos".

"Es bastante desafortunado y habitual en Esperanza Aguirre. No creo que debiera hacer bromas con 563.000 parados en Madrid y con la fuerte caída del empleo en los dos últimos años. No se pueden hacer bromas con esta cuestión, con un 36 por ciento de jóvenes desempleados. Lo que tendría que hacer es sentarse con sindicatos y empresarios para elaborar un plan por el empleo. Lo demás son cortinas de humo", ha manifestado.

Y ya pensando en qué haría con los asentamientos de gitanos rumanos si ocupara la Puerta del Sol ha recordado que esa cuestión depende en este momento precisamente del Ministerio de Sanidad y Políticas Sociales. En este punto ha defendido la "política de integración" que se está llevando a cabo con el pueblo gitano a través de la sanidad o la vivienda.

De ellos ha dicho que se sienten "muy cómodos" en España y que aquí no existe el problema surgido en Francia. Ha aprovechado además para echar un capote al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recordando, por ejemplo, el proceso de regularización de inmigrantes o la cumbre del pueblo gitano que se celebró durante la presidencia europea de España.

Donde la ministra no se ha sentido tan cómoda ha sido con el turno de preguntas sobre si está dispuesta a negociar con otros partidos para arrebatar la Comunidad al PP. A pesar de los reiterados intentos de los periodistas, Trinidad Jiménez ha querido zanjar el tenso rifirrafe insistiendo en varias ocasiones en que el PSOE es un partido "con vocación de gobierno y de mayoría", por lo que no se plantea "otras hipótesis". "¿Cómo ve voy a plantear ese escenario? Yo salgo a ganar", ha repetido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies