Jiménez se siente "muy cómoda" con el apoyo de Zapatero y dice que al presidente "sí le gusta Madrid"

Actualizado 19/09/2010 13:59:44 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad y aspirante socialista a encabezar la lista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Trinidad Jiménez, ha asegurado que se siente "muy cómoda" con el apoyo del presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre el que dijo, contra lo que afirmó la 'popular' Esperanza Aguirre, que "sí le gusta Madrid".

"Claro que le gusta Madrid. Es la capital, el centro de España, la sede de grandes administraciones del Estado y de grandes empresas. No es más que una afirmación gratuita de Esperanza Aguirre que ya nadie se cree", ha criticado tras recordar los 1.700 millones destinados a la Comunidad a través del Fondo Estatal, a lo que habría que sumar las inversiones directas por medio de los Presupuestos Generales del Estado.

Jiménez ha contestado así en una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, y en la que también ha mostrado su lado más humano. Tras emocionarse con uno de los videos promocionales de su candidatura al Ayuntamiento de Madrid en 2003 y confesar que guarda la famosa chaqueta de cuero aunque ya no la usa, la ministra ha recibido como regalo un botiquín cargado con las dos primeras temporadas de 'Hospital Central', serie de la que ha confesado ser seguidora.

Sobre las primarias en sí, la precandidata ha asegurado que se siente "muy cómoda" con el respaldo de Zapatero para, a renglón seguido, asegurar que es plenamente consciente del "riesgo" que asumió desde que decidió dar el paso y presentarse al proceso interno. "Soy consciente del riesgo, quiero asumirlo por trabajar en un proyecto por Madrid. Hay que arreglar la sanidad, la educación, la dependencia... hay muchas cosas por hacer y me parece muy bien asumir ese riesgo", ha manifestado.

Y de nuevo la ministra ha asegurado que Zapatero no le pidió que se presentara a las primarias porque "no hizo falta"."Nos conocemos mucho, hablamos muchos y sé muy bien cuando tengo que asumir una responsabilidad en el partido. Tanto el secretario general como el PSOE saben que estoy a disposición del partido para donde pueda ser más útil en los intereses generales", ha declarado la ministra después de recordar la última década, en la que ha estado estrechamente ligada al presidente.

De Zapatero ha dicho que está "muy bien" de ánimos y que le sigue caracterizando su "gran fortaleza emocional, una cualidad imprescindible en cualquier política". Ha asegurado que su atención está focalizada en cómo sacar al país de la crisis, con medidas como algunas de las ya adoptadas, "decisiones difíciles y duras pero pensadas en el interés general".

También ha querido echar por tierra las acusaciones que dicen que detrás del proceso de primarias hay una campaña de marketing orquestada por el PSOE para ganar notoriedad en Madrid. Para eso ha esgrimido que ella no necesita ninguna campaña en este sentido ya que dispone de "notoriedad" política y mediática desde hace "muchos años".

Lo esencial, en su opinión, es dirimir cuál de los dos candidatos puede ganar en Madrid, después de insistir en que las primarias son buenas para el partido ya que han conseguido "movilizar e ilusionar" a la militancia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies