El Príncipe Felipe destaca la "inquietud permanente" de Javier Tejada, "un gran comunicador", por "saber más"

Actualizado 22/06/2006 15:03:51 CET

PAMPLONA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Príncipe de Asturias y de Viana, Don Felipe de Borbón, destacó hoy durante el acto de entrega del Premio Príncipe de Viana 2006 al físico y catedrático Javier Tejada, que la "inquietud permanente" de este científico "por saber más y por ayudar con su conocimiento y su análisis a quienes le rodean", le llevan "a ser un hombre comprometido con la sociedad y con su tiempo, comprometido en la lucha contra la prepotencia y la intolerancia, contra la violencia y el terrorismo, contra el reparto no equitativo de la riqueza y contra las grandes injusticias que sufre el mundo".

El Príncipe, que se desplazó hoy a Javier junto a Doña Letizia para hacer entrega de este galardón, mostró su satisfacción de estar en "esta tierra tan querida de Navarra", a la que "nos sentimos vinculados de una manera tan íntima y entusiasta". Expresó su afecto y admiración "por el carácter del pueblo navarro y por la singular belleza de esta tierra".

Con la entrega de este nuevo Premio, dijo, "incrementamos un eslabón más la valiosa cadena que une a los nombres de importantes personalidades e instituciones de Navarra por su destacada aportación al saber y a la creación".

Don Felipe apuntó que Javier Tejada, natural de la localidad ribera de Castejón y residente en Cataluña, es "un científico navarro de renombre internacional, que une a su importante y distinguida tarea profesional la valiosa y poco frecuente virtud de ser un gran comunicador, un hombre preocupado por transmitir los postulados científicos más intrincados al conjunto de los ciudadanos a través de expresiones sencillas y claras".

Así, destacó la "admirable carrera profesional forjada por el profesor Tejada, su trayectoria docente por las universidades de distintos países de Europa y América, sus publicaciones, conferencias y artículos, sus patentes internacionales o sus logros en la investigación del campo del magnetismo".

"Detrás de tan impresionante currículum se halla la personalidad de un hombre atraído fuertemente por el conocimiento, que necesita saber más y más de la humanidad y de cuanto le rodea; un hombre que ama la Ciencia en toda su extensión y que, como los sabios clásicos, aplica sus conocimientos, lo mismo a la Física que a la Sociología o la Antropología", expuso.

El Príncipe subrayó que Javier Tejada "huye del estereotipo del investigador apartado del mundo, y aplica el rigor propio del trabajo científico a las distintas situaciones de la vida cotidiana, basadas en su propia experiencia, para sacar de ellas conclusiones y aportaciones novedosas que comparte con todos a través de sus artículos o conferencias sobre temas de interés candente".

Según señaló, esta inquietud permanente por saber más y por ayudar con su conocimiento y su análisis a quienes le rodean, "llevan a Javier Tejada a ser un hombre comprometido con la sociedad y con su tiempo".

"Y quizás lo más atractivo de este navarro sabio e inquieto es su proverbial optimismo, su plena confianza, a pesar de todos los peligros que acechan a nuestro mundo, en las nuevas generaciones, en los tantos jóvenes bien formados, con ímpetu vital y ganas de avanzar hacia el futuro con que cuenta nuestro país y el mundo en general", sostuvo.

Este galardón "ha distinguido la trayectoria de personas ejemplares, que desde su actividad concreta -la literatura, las artes plásticas, la investigación y la docencia- han contribuido decisivamente a construir una sociedad mejor, han aportado al patrimonio común nuevas obras, nuevas visiones o nuevos argumentos que enriquecen y engrandecen ese bien universal que es la cultura", señaló.

Don Felipe felicitó a Javier Tejada, "no sólo por sus importantes méritos sino también por su espíritu abierto y comunicador que le impulsa a compartir sus conocimientos y análisis con todos y que le confieren un merecido puesto de gran relieve en el ámbito de la cultura".

RECUERDO A SAN FRANCISCO JAVIER

El Príncipe tuvo un recuerdo para San Francisco de Javier, en el año en el que se cumple el V Centenario de su nacimiento, y destacó, en su localidad natal, que fue "un navarro tan universal, un hombre extraordinario, de una gran profundidad espiritual, de un impulso vital admirable y de una generosidad sin límites con los más necesitados, dotado de una percepción de nuestro mundo como lugar en el que deben convivir con aprecio y respeto compartidos los distintos pueblos, razas y credos".

Destacó que "la gran aventura evangelizadora por un mundo remoto, desconocido y en ocasiones hostil, movida por su acendrada y desbordante capacidad de entrega a los más débiles sería el ejemplo seguido desde entonces por miles y miles de personas inspiradas por su mismo ideal misionero y solidario".

Por todo ello, dijo, "Francisco Javier no es sólo un notable personaje del pasado, sino una lección de vida marcada por la más profunda convicción y perseverancia, un ejemplo solidario que desde su tierra natal, Navarra, se ofrece a toda España y al mundo entero".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies