El Principe llama a terminar con el terrorismo con todos los instrumentos del Estado de Derecho

Actualizado 22/01/2008 13:43:21 CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Príncipe de Asturias consideró hoy que terminar con el terrorismo es un "imperativo legal" para el que las sociedades libres y comprometidas con la defensa de la vida y los derechos humanos han de contar con "todos los instrumentos del Estado de Derecho, con la acción de la Justicia y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, así como la cooperación internacional".

Como presidentes de honor del citado Congreso, don Felipe y doña Letizia presidieron su sesión inaugural en el Campus Montepríncipe de la Universidad CEU San Pablo, donde hoy dio comienzo este encuentro internacional que reunirá hasta mañana a más de 400 víctimas del terrorismo de 11 nacionalidades.

Durante su discurso, el Príncipe dio una calurosa bienvenida a todas las víctimas, a los organizadores del evento y a las destacadas autoridades, expertos y analistas presentes en la sala, puesto que su participación en este encuentro permitirá, según dijo, enriquecer las reflexiones acerca de las experiencias y necesidades de un fenómeno "abominable y de indudable dimensión internacional como el terrorismo".

Según señaló, precisamente esa dimensión internacional explica el interés por cambiar ideas y experiencias acerca de la situación de las víctimas entre distintos países, a la vez que recuerda "la necesidad de una cooperación cada vez más efectiva" entre todos los Estados para acabar con los crímenes y amenazas del terrorismo.

"El terrorismo es sustancialmente inhumano y sanguinario, siempre inaceptable e injustificable -sostuvo--. Es, por esencia, radical enemigo de la democracia. Destroza vidas y familias, trunca el ejercicio de los más elementales derechos, niega las libertades, al tiempo que desgarra el corazón de todo".

Por todo ello, mostró su más "profunda repulsa" y "condena firme" de la barbarie terrorista en un encuentro "marcado por el inmenso dolor y el rechazo que provoca el terrorismo, pero también por la profunda esperanza y convicción de poder desterrarlo de la faz de la tierra".

EJEMPLO DE DIGNIDAD.

Tras subrayar que "nada ni nadie pueda compensar a las numerosas víctimas de la lacra terrorista", don Felipe aseguró que este congreso internacional supone "un homenaje de respeto, afecto y gratitud" para todas ellas, sus familias y sus amigos por ser "ejemplo de dignidad frente a la más brutal adversidad" y "la conciencia viva de nuestras sociedades democráticas".

Durante su alocución, el Príncipe de Asturias remarcó la necesidad de que terminar con el terrorismo sea "un deber, un imperativo legal para todas las sociedades libres, comprometidas con la defensa de la vida, los derechos humanos y las libertades fundamentales, contando (para ello) con todos los instrumentos del Estado de Derecho, con la acción de la Justicia y de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad, así como con la cooperación internacional".

ALABANZAS A LOS COLECTIVOS ESPAÑOLES.

"Una sociedad libre, plural, democrática y amante de la paz, como la española, conoce y sufre desde hace tiempo las distintas y siempre brutales caras del terror; su fanatismo, su odio, su desprecio a todos los valores que nos distinguen y elevan como seres humanos, como personas", indicó.

Por ello, alabó "el ejemplo" que fueron y son los colectivos de víctimas en España por haber dignificado a todos "al fijarse como objetivo colectivo el permanente recuerdo a cuantos perdieron tan cruelmente la vida, junto a la debida asistencia y atención a sus familiares y amigos".

Don Felipe reseñó que el terrorismo sigue siendo "una de las grandes amenazas a escala internacional, un desafío que exige unidad, firmeza y mucha cooperación", si bien se felicitó que se hayan registrado "avances" en la lucha contra su erradicación y un "creciente rechazo y aislamiento social de los terroristas".

"El terrorismo nunca podrá vencer nuestra fortaleza moral, ni nuestra convicción y confianza en la democracia, en que frente a la locura y la tiranía del terrorismo, se impondrán definitivamente la razón, la ley y la justicia", concluyó el Príncipe.

Tras su discurso, que fue aplaudido efusivamente por los asistentes a esta 'cita' internacional con las víctimas del terrorismo, el Príncipe, acompañado por doña Letizia, así como por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y por el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, entre otras autoridades, hicieron un recorrido por las fotografías que conforman la exposición 'En pie de foto' que la Fundación Miguel Ángel Blanco.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies