Prisiones y La Caixa firman un acuerdo para formar en nuevas tecnologías a los reclusos de tres centros penitenciarios

Actualizado 13/07/2012 19:25:00 CET

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Yuste, y el director general de la Obra Social "la Caixa", Jaime Lanaspa, han firmado en Madrid un convenio en virtud del cual la Obra Social "la Caixa" pone en marcha el programa CiberCaixa Solidaria en tres centros penitenciarios del territorio nacional.

El acuerdo tiene como finalidad fundamental preparar a los internos que tienen próxima la finalización de su condena en informática y nuevas tecnologías, para su inminente vida fuera del centro. El programa establece las actividades formativas a desarrollar, centradas en reclusos jóvenes y mayores, y para ello cuenta con finalidades específicas en función del colectivo al que está dirigido:

Por un lado, para los jóvenes se desarrollan cursos y talleres de informática que impartirán personas mayores voluntarias, preparadas específicamente para ello. La finalidad es proporcionar a estos jóvenes habilidades formativas y conocimientos que les faciliten su reinserción social y laboral. Con esta acción se pretende favorecer el diálogo intergeneracional entre jóvenes reclusos y formadores, personas mayores que les aportarán experiencia y confianza.

Por otro lado, habrá actividades formativas dirigidas a personas mayores en reclusión, impartidas en este caso por profesionales. El proyecto tiene como objetivo evitar el aislamiento, la pasividad y la sensación de inutilidad de este colectivo, potenciando su actividad y comunicación, así como ayudarles a crear nuevos intereses que les faciliten la reinserción social.

Los nuevos centros penitenciarios donde se va a desarrollar el programa en 2012, en virtud del acuerdo, son los de Sevilla, Palma de Mallorca y Las Palmas I, que se añaden a los de Badajoz, Teixeiro, Valencia, Villabona y Zaragoza, en los que ya se implementa el proyecto.

El proyecto CiberCaixa Solidaria de la Obra Social "la Caixa" inició su actividad hace más de tres años y, hasta el momento, ha generado resultados muy positivos. El nivel de interés y atención por parte de los internos es muy elevado. Además, los informes indican la gran utilidad del programa en la mejora de la autoestima de los reclusos gracias al aprendizaje, la valoración y el reconocimiento de los mayores, y el descubrimiento de sus nuevas capacidades.