Las prisiones catalanas ya acogen a 10.000 presos y superan las previsiones de la Generalitat

Actualizado 13/10/2008 17:52:09 CET

BARCELONA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los centros penitenciarios catalanes ya acogen a 10.039 presos, superando así la barrera de los 10.000 que el departamento dirigido por Montserrat Tura preveía alcanzar a finales de año en base a los incrementos registrados en los últimos años, informó hoy la Conselleria de Justicia.

Sin embargo, el "crecimiento constante" del número de internos que se registra desde el año 2000 ha superado las previsiones iniciales y ya hay 100 reclusos más de los previstos. Tan sólo durante el primer semestre del año, se produjo un aumento del 4,78%, casi cuatro puntos más que el aumento de la población general.

A mediados de julio, Tura ya alertó de que si seguía el ritmo de crecimiento actual, la entrada en funcionamiento del Centro de Jóvenes de Quatre Camins y del de Lledoners (Barcelona) "difícilmente" ayudaría a paliar el déficit de plazas penitenciarias que sufre el sistema y que entonces era de 1.045.

Con el fin de descongestionar las prisiones catalanas y sustituir los centros obsoletos, la Conselleria puso en marcha el Plan de Equipamientos Penitenciarios, que prevé crear 6.500 nuevas plazas. Para ello, durante esta legislatura, se licitarán el centro de Preventivos de la Zona Franca de Barcelona, el de El Catllar, en Tarragona, el de Mujeres de Catalunya, en Sant Llorenç d'Hortons (Barcelona) y el de Els Plans, en Tàrrega (Lleida).

Por el momento, ya se ha inaugurado la cárcel de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), en 2007, y la de Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada, entrará en funcionamiento a finales de este mes. Próximamente, también se abrirá el Centro de Jóvenes de Quatre Camins, en la Roca del Vallès (Barcelona), y sigue en marcha la construcción de la prisión de Puig de les Basses, en Figueres (Girona), que debe sustituir las actuales cárceles de Girona y Figueres.

ESTABILIZACIÓN DEL CRECIMIENTO

Pese al constante incremento de la población reclusa, la consellera se mostró confiada, en julio, de que dicho crecimiento se estabilizará como ocurre con la población general, aunque por el momento España es el país de la UE de los 15 con más presos por cada 100.000 habitantes, con 161, y Catalunya tiene 137.

Durante los primeros seis meses del año, la población reclusa aumentó un 4,78 por ciento, hasta los 9.845 internos, mientras que la población catalana creció sólo un 1,06%. También creció el número de presos inmigrantes, hasta los 4.030, por lo que ya representan el 40,9 por ciento de los internos mientras que en 2001 suponían sólo el 24,4 por ciento. La mayoría proceden del Magreb (35,6%) y de Sudamérica (27,3%).

El perfil sociodemográfico de los presos es un hombre de entre 31 y 40 años condenado por delitos contra el patrimonio --como robos-- o contra la salud pública, a una media de ocho años y dos meses. Cada preso tiene un coste medio de 66 euros al día, tres euros más que hace un año.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies