Procesados dos militares y tres empresarios acusados de manipular contratos

Vehículo blindado RG31 en Afganistán
MDE - Archivo
Publicado 10/04/2018 14:44:10CET

El juez togado ve "indicios racionales" de que se dedicaron entre 2010 y 2014 a trocear contratos, otorgarlos a dedo e inflar precios

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un comandante, un subteniente y tres empresarios han sido procesados por un juzgado militar acusados de crear una organización delictiva que se dedicaba a adjudicar 'a dedo' contratos de reparación y repuestos del Ejército de Tierra, troceando las adjudicaciones, inflando los precios y utilizando terceras empresas para hacer falsas ofertas que elevaran los importes.

El auto del Juzgado Togado Militar Central nº 1 de Madrid, al que ha tenido acceso Europa Press, señala como presuntos autores de delitos contra la hacienda en el ámbito militar y deslealtad a los dos militares, que ocupan cargos con competencias de contratación pública en órganos del Ejército de Tierra. Además, procesa a los tres civiles como cooperadores necesarios.

El magistrado militar relata en el auto cómo el comandante trabajaba junto al administrador mercantil de una empresa para que su firma fuera siempre la adjudicataria de la reparación de contenedores que gestionaba el militar.

Por su parte, acusa al subteniente de emitir certificados de recepción de conformidad falsos, ya que muchos se firmaron incluso antes de que llevaran a cabo las tareas de reparación o sabiendo que no se adaptaban a la legalidad.

La trama utilizaba además a otras empresas, cuyos administradores son los otros dos civiles procesados, por prestarse a hacer falsas ofertas para aparentar legalidad o incluso firmar contratos con Defensa para tareas que no realizaban ellas sino que hacía realmente la organización principal de la trama.

El auto recoge una serie de infracciones detectadas por la perito nombrada durante la investigación, que apunta en la adquisición de repuestos y reparación de material no se siguió el procedimiento legal establecido, hubo irregularidades en la determinación de los precios y se hinchó el precio facturado en el transporte de los contenedores.

Como ejemplo, la perito detalla un caso en el que la empresa facturó más de 36.000 euros por el traslado de 30 contenedores, cuando el importe real del trabajo fue ligeramente superior a los 6.000 euros.

DAÑO AL PATRIMONIO MILITAR POR 185.000 EUROS

También el auto da detalles del perjuicio para el patrimonio militar que supuso el fraccionamiento de contratos, que cuantifica en 185.000 euros entre los años 2010 y 2014.

"Queda indiciariamente acreditado que el comandante de manera deliberada benefició en la contratación de la reparación de contenedores, desde su posición, a la empresa XXX, con conocimiento del entramado de empresas utilizado para las adjudicaciones de la reparación de contenedores; y que por el subteniente se emitieron certificados de recepción, facturas y se procedió a su pago, sin que se hubieran cumplido los contratos", subraya el auto.

En cualquier caso, el juez decreta libertad provisional para todos ellos teniendo en cuenta el tiempo transcurrido desde que se cometieron los presuntos delitos, sus antecedentes y que siempre han comparecido a los llamamientos judiciales.

Además, ordena que se presenten durante los primeros cinco días de cada mes ante el juzgado y el pago de una fianza de 185.000 euros para hacer frente a la responsabilidad civil que pudiera declararse.

Contador