El PSC desvincula los pactos PSOE-CiU en Madrid del futuro el tripartito y destaca la complicidad con Zapatero

Actualizado 06/02/2006 15:42:02 CET

BARCELONA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario de organización del PSC, José Zaragoza, desvinculó hoy futuras alianzas del PSOE con CiU en Madrid del futuro del tripartito catalán y destacó "la intensa complicidad" que los socialistas catalanes tienen con la dirección del PSOE.

Zaragoza se refirió así a la intervención del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, quien ayer aprovechó la celebración del Consell Nacional de su formación para advertirle al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de que sacrificar el tripartito por CiU sería un "fraude histórico".

En rueda de prensa, Zaragoza quiso dar una imagen de unidad entre los socialistas catalanes y la dirección del PSOE, advirtiendo que entre ambos "hay un diálogo permanente" y que "existe una gran coincidencia con la dirección de los socialistas" puesto que "la complicidad nunca había sido tan intensa".

No obstante, "los gobiernos de España y Cataluña son distintos y no están vinculados, porque nada tiene que ver", apuntó. "El Gobierno catalán depende de unas alianzas firmadas, mientras que en el caso de España, el PSOE depende de unas alianzas parlamentarias que ahora intenta ampliar", señaló.

Respecto a las especulaciones sobre los posibles candidatos del PSC a las próximas elecciones en Cataluña, Zaragoza apuntó que "el candidato del PSC lo decide el PSC, algo que siempre ha sido así" y advirtió la continuidad de Pasqual Maragall, al asegurar que es "el alcalde de los Juegos Olímpicos y el presidente del Estatut".

"El hecho de que CiU especule sobre la continuidad de Maragall demuestra que le tienen miedo", apuntó Zaragoza, quien advirtió de que los socialistas catalanes "tenemos por costumbre presentar a los mejores candidatos" de cara a los comicios electorales.

LLAMAMIENTO PARA "CERRAR FILAS" Y APOYAR EL ESTATUT.

El PSC también hizo un llamamiento a todos los partidos políticos, especialmente a ERC, para "cerrar filas" y apoyar la reforma del Estatut, con la intención de "colaborar para evitar la escalada de crispación del PP que quiere que fracase" la modificación del texto estatutario.

Los republicanos "deberían sentirse orgullosos por haber conseguido que CiU apoyara el Pacto del Tinell", ya que "los aspectos en materia de financiación están recogidos en la reforma del Estatut", que cuenta con el respaldo de la federación nacionalista, señaló.

"No veo a ERC pidiendo el 'no' en el referéndum", ya que "le estaría poniendo las cosas fáciles al PP", advirtió Zaragoza, quien se mostró "convencido" de que los republicanos terminarán por pedir el sí en el referéndum.

Zaragoza pidió a ERC que "no permita que la estrategia del PP rompa la posibilidad de tener más competencias y recursos, y permita que los populares "cabalguen libremente creando un clima de crispación, hacia el precipicio político".

Según Zaragoza, el PP "ha empezado su carrera antes de tiempo, intentando desgastar a Zapatero" y con la organización de una recogida de firmas "que no va en contra del Estatut sino de Cataluña" y que "está encabezada por la firma de Tejero".

CRÍTICAS A CiU.

A pesar del llamamiento hacia ERC, Zaragoza salió en defensa de los republicanos, tras las críticas que hoy realizó el secretario general de CiU, Antoni Duran i Lleida, acusando a ERC de "pancartistas" y advirtiendo de que con esta formación "no se puede gobernar".

Zaragoza advirtió de que "son los convergentes que ahora han descubierto la política de la pancarta" con "su participación en las manifestaciones de los pescadores y en contra de la línea de alta tensión".

Acusó a Duran de "tener la memoria muy corta", al asegurar que fue el propio dirigente nacionalista quien "en 2003 encabezó las negociaciones con ERC para gobernar Cataluña, donde los convergentes aceptaron todas las condiciones exigidas por los republicanos", algo que "el PSC no hizo".

El portavoz de organización del PSC también pidió a CiU que "aclare sus conflictos internos" porque "en una situación así no es fácil llegar a acuerdos con este partido" y reprochó a la federación nacionalista sus últimos años al frente de la Generalitat por "someter los intereses de Cataluña al apoyo del PP".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies