El PSdeG censura a BNG que pretenda ser "oposición por la mañana y Gobierno por la tarde"

Actualizado 05/01/2007 15:05:51 CET

Rego mantiene que Villarino "lo hace más que razonablemente bien" y dice al BNG que sus críticas a la presidenta están "fuera de lugar"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario del PSdeG, Ismael Rego, rechazó hoy "interferir en la autonomía" de la Presidencia de la Cámara para limitar sus capacidades, como propuso ayer su socio en el bipartito, y advirtió al BNG de que ser "oposición por la mañana y Gobierno por la tarde" ofrece "escasos resultados".

En una rueda de prensa para hacer balance del último período de sesiones, Rego confirmó que su Grupo está a favor de reformar el Reglamento del Legislativo, pero precisó que no apoyará ninguna modificación que no cuente con el consenso de las tres fuerzas que componen el arco parlamentario.

Así, rechazó promover una revisión "de la misma forma que hizo el PP" cuando ostentaba la mayoría absoluta en el hemiciclo, con la que acusó la actual oposición de "imponer mecánicamente" una hegemonía que, pese a "legítima", atentaba contra los "estándares de consenso para que las reglas de juego puedan ser aprobadas por todos".

Rego recordó las críticas que tanto socialistas como nacionalistas lanzaron en su día contra los populares por dar luz verde a una reforma del Reglamento "a la carta" y, en consecuencia, abogó por una "vía de diálogo" entre los tres partidos que permita establecer los puntos susceptibles de ser modificados.

SIN INTERFERENCIAS

No obstante, avanzó que el PSdeG "no es partidario de limitar la capacidad y la autonomía" ni de la Presidencia ni de la Mesa y, tras subrayar que "hoy hay una presidenta, pero mañana habrá otra", incidió en que "no sería bueno interferir" en el trabajo que tienen encomendado los órganos rectores de la Cámara.

Rego recordó que las decisiones de este organismo se adoptan "de forma colegiada" y añadió que, pese a estar representados los tres partidos, hasta ahora no se han tenido que resolver por votación. Por ello, declaró que, "con independencia de la opinión" acerca de la actuación de la titular del Parlamento, Dolores Villarino, la autonomía de la Presidencia y de la Mesa para dirigir la institución es "imprescindible".

En consecuencia, lamentó la "sensación de que alguien tiene que estar permanentemente haciendo oposición a algo o a alguien", en alusión a las críticas vertidas ayer contra Villarino por el portavoz parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, e insistió en que ser "oposición por la mañana y Gobierno por la tarde da escasos resultados". "Cada uno sabrá", aseveró.

Ismael Rego subrayó que, por parte del PSdeG, mantendrán la actitud de "apoyar al Gobierno --gallego-- y a todas las instituciones con normalidad" y, si bien precisó que es "favorable" a revisar el Reglamento, reiteró que este proceso se deberá hacer "por consenso" para evitar "imponer ninguna modificación".

RECOMENDACIONES

Por ello, censuró la recomendación que también ayer lanzó Aymerich para que el PSdeG advirtiese a Villarino de su "sobreactuación", ya que "difícilmente se pueden dar lecciones a nadie en el comportamiento institucional". "Sabemos lo que tenemos que hacer", aseveró el diputado socialista.

En este sentido, señaló que, aunque nunca "rechaza recomendaciones", le gustaría que "todos estuviesen en la misma dirección" que el PSdeG, puesto que "mal asunto cuando un grupo pretende interferir en la labor institucional de la presidenta y de la Mesa".

Al respecto, Rego confió en que, si pretende "hacer algo más que titulares", el BNG plantee sus demandas en la propia Mesa y en la Junta de Portavoces, "que es su lugar". Así, consideró que la solicitud de los nacionalistas de llamar al orden a Villarino "está fuera de lugar" y se mostró "convencido" de que la presidenta "lo hace más que razonablemente bien".

BALANCE DEL PERÍODO DE SESIONES

No obstante, en el ámbito general, Ismael Rego valoró el último período de sesiones por constituir el de "actividad más intensa de la historia" del Parlamento, tanto en materia de iniciativas aprobadas, como de debates, comparecencias y respuestas remitidas por parte del Gobierno.

En consecuencia, consideró que este "trabajo intenso y fructífero" constituye una "buena conmemoración" de los 25 años de la Cámara autonómica, que en 2006 cumplió un cuarto de siglo, con un notable incremento en el volumen de información enviada y en el propio número de intervenciones de miembros del Ejecutivo.

Al respecto, Rego contrapuso las 73 preguntas contestadas en pleno por el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, en los 16 meses que lleva al frente, con las 51 a las que dio respuesta su antecesor, Manuel Fraga, en los cuatro años de la Legislatura anterior.

EL PARLAMENTO, "REFERENTE"

A su juicio, uno de los aspectos destacados de la presente situación es que el bipartito "ha convertido al Parlamento en actor principal de la vida política de Galicia", al que ha erigido en una "referencia", según él, gracias a la labor del PSdeG.

Así, el portavoz socialista declaró que la "principal función" de su grupo es "hacer posible este compromiso" asumido por Touriño en su debate de Investidura como presidente autonómico y, en esta línea, aseguró que la mayor parte de las iniciativas aprobadas por unanimidad salieron adelante por las gestiones del PSdeG como "máximo responsable de apoyar al Gobierno", con sus 25 diputados, por los 13 de su socio.