PSE cree que la coalición supondría "una dinámica de enfrentamientos entre bloques" en la que no se debe "volver a caer"

Actualizado 05/01/2008 18:05:25 CET

BILBAO, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz parlamentario del PSE-EE, José Antonio Pastor, afirmó hoy que la posible formación de una coalición electoral entre PNV, EA, Aralar y EB supondría "una dinámica de enfrentamientos otra vez entre bloques" en la que, a su entender, "no deberíamos volver a caer nunca". Asimismo, consideró que "esconde todo en un debate en falso sobre el supuesto derecho a decidir" evitando abordar los asuntos que "de verdad preocupan" a los ciudadanos.

En declaraciones a Radio Euskadi, recogidas por Europa Press, el dirigente socialista dijo entender que "a los partidos pequeños les apetezca una coalición con los grandes" porque, de este modo, tienen la oportunidad de "sacar resultados que igual de otra manera no conseguirían".

No obstante, añadió que "no se puede poner encima de la mesa que 'como tenemos una gran coincidencia en algunos puntos concretos como el sí al derecho a decidir, la defensa del diálogo, vamos a ponernos todos de acuerdo'". En este sentido, cuestionó qué les parecería, a los impulsores de esta iniciativa, "si en sentido contrario estuviéramos preconizando una gran alianza con el PP para defender la legalidad constitucional, el diálogo y la defensa de nuestro ordenamiento jurídico actual".

"¿Verdad que les parecería un absoluto desastre, que pondrían el grito en el cielo porque se ha hecho una especie de gran conjunción españolista contra el pueblo vasco?", preguntó el dirigente socialista, para el que "la política de frentes y trincheras" es "horrorosa, malísima para la sociedad". En este sentido, aseguró que no le gusta "la política de trincheras, en ningún lado".

En esta línea, consideró que, "se quiera adornar como se quiera adornar", la iniciativa de una posible coalición "tiene dos componentes: uno es volver a la política de frentes que creía superada en este país hace mucho tiempo y, por otro lado, presentar una gran coalición, una especie de amalgama sin objetivos claros en lo que no se sabe muy bien que defiende cada uno, pero que todos camuflados y escondidos en ese tótum revolútum tiramos para adelante en unas elecciones generales", lo que supone "hurtar los debates de verdad, no querer hablar de qué pensamos de la política de económica o de vivienda".

"Lo escondemos todo en un debate falso sobre ese supuesto derecho a decidir y evitamos hablar de las cosas que de verdad preocupan a la gentes. Esto es una maniobra de distracción que indica miedo y nos mete en una dinámica de enfrentamientos otra vez entre bloques a la que no deberíamos volver a caer nunca", aseguró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies