PSE cree que Ramón Rubial diría que "no es momento de enredarnos en guerras fratricidas" sino de "unir"

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Conmemoración del nacimiento de Ramón Rubial

PSE cree que Ramón Rubial diría que "no es momento de enredarnos en guerras fratricidas" sino de "unir"

Mikel Torres, en el acto de recuerdo a Ramón Rubial
EUROPA PRESS
Publicado 28/10/2016 13:44:25CET

"Tenemos que rearmarnos cuanto antes porque las necesidades de los ciudadanos son muy urgentes y no pueden esperar", advierte

BILBAO, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE de Vizcaya, Mikel Torres, ha asegurado que ante "los momentos complicados que hoy estamos viviendo en el PSOE", Ramón Rubial diría a los socialistas que el partido "está por encima de sus dirigentes y sus militantes", que el PSOE "tiene que ser fuerte para ser útil a la ciudadanía", y que "no es momento de enredarnos en guerras fratricidas", sino de "tender puentes, limar asperezas, y unir los extremos".

Torres ha realizado estas declaraciones en Bilbao, durante el acto de conmemoración del nacimiento de Ramón Rubial, junto a la escultura de 'La Puerta de los Honorables' que recuerda al histórico dirigente socialista. En este acto también ha intervenido la eurodiputada Eider Gardiazabal, nieta de Rubial. El homenaje ha congregado a militantes y cargos socialistas, entre ellos Rodolfo Ares, José Antonio Pastor, Iñaki Arriola, Begoña Gil, y el secretario general de UGT-Euskadi, Raúl Arza, entre otros.

"Somos herederos de un legado que trasciende a nuestra generación, un legado de dignidad y, especialmente, de compromiso con una sociedad más justa que se remonta a más de un siglo y que, por personas como Ramón Rubial sigue hoy en plena vigencia", ha dicho Torres, para afirmar que la de Rubial fue "la vida de un sencillo socialista, que pasó gran parte de su vida en Vizcaya".

"Un socialista del siglo XX, años muy difíciles de guerras, de dictaduras, de terrorismo, y de profundos cambios, con muy pocas alegrías y muy pocas victorias, algo que para él no era muy importante, sino que lo importante para Ramón Rubial era vivir una vida ligada al socialismo, basada en la igualdad, la justicia, y, especialmente, en la búsqueda de la libertad", ha añadido.

Torres ha afirmado que "la cadena no se ha roto, y esa cadena a la que todos hemos ido unidos siempre no es otra que la del PSOE". "No la rompió ni la guerra, ni tampoco mucho menos la dictadura ni el terrorismo, no pudieron con nosotros, no se rompió el PSOE", ha añadido, para destacar que, "después de 40 años de clandestinidad", el partido "supo organizarse, salir a la calle en libertad, extender sus redes y, desde ahí, ir ocupando espacios de responsabilidad institucional desde los que poder transformar y modernizar un país que estaba a la cola de Europa".

El dirigente socialista ha asegurado que el PSOE "no se rompió, sobre todo, por la voluntad que teníamos todos de convivir juntos". Asimismo, ha destacado que "fue Ramón Rubial, nuestro primer lehendakari socialista y nuestro primer lehendakari tras la dictadura, y los líderes de su generación, los que supieron recuperar ese autogobierno, esas ansías de pactar un nuevo estatuto y una nueva constitución en los que todos entrásemos y nadie quedara fuera".

"Y vinieron los mejores años para el Partido Socialista y también algunos malos, como la derrota del año 96, nuestras diferentes crisis de liderazgo en el partido, y otras muchas vicisitudes que hizo que tuviésemos que apretar los dientes y salir hacia delante, pero ahí estaba Ramón Rubial, dirigiéndonos, un socialista vizcaíno que no se escondió, nuestro eterno presidente, diciéndonos que no pasaba nada, que era el ciclo natural de la democracia y también de los partidos políticos", ha subrayado.

Tras agradecer que "siempre estaba Ramón Rubial arrojando sensatez", se ha preguntado que hubiera dicho ante "los momentos complicados que hoy estamos viviendo en el PSOE". Torres ha reconocido que en las últimas semanas se han escuchado "palabras muy gruesas en las que no nos hemos sentido identificados ninguno" y "hemos asistido a un duro enfrentamiento que muchos de nosotros hemos sentido como un desgarro personal". No obstante, ha dicho que "no es necesario incidir en ello, sino que tenemos que mirar hacia delante, hacia el futuro".

Torres se ha mostrado convencido de que Ramón Rubial, "que conoció las etapas más duras de este partido y de este país en una época de mucha mayor incertidumbre y con amenazas mucho más grandes que las que tenemos hoy en día, y supo ver, con situaciones donde la democracia era todavía renqueante, había que mirar hacia delante y nunca mirar hacia atrás", diría a los socialistas que "nos quedemos en el pasado, que miremos hacia delante y volvamos a recuperar la confianza de la ciudadanía".

El líder socialista ha advertido que "solamente entre todos podemos construir un nuevo país, un nuevo futuro", y ha señalado que Rubial "supo ver que hacía falta un Partido Socialista unido, fuerte, con un líder que liderase un proyecto de ilusión para la ciudadanía y para esa nueva sociedad que no se puede construir en base a los pilares que está construyendo el PP, sino sobre los principios que nosotros siempre hemos puesto como bandera, que son los de la igualdad y la justicia social".

Torres ha insistido en que si Ramón Rubial "estuviese hoy aquí nos diría que el PSOE es algo que está por encima de sus dirigentes y sus militantes, nos diría que es una organización fuerte y que tiene que seguir siendo fuerte, que en la medida de lo posible tiene que ser útil a la ciudadanía, y que tiene que responder a las demandas y a las necesidades de los ciudadanos y del país".

"Y nos diría también que lo tenemos que hacer todos juntos, sin enredarnos en guerras fratricidas, nos diría que es un momento de tender puentes, de limar asperezas, de unir los extremos, de alguna forma converger en un proyecto compartido, siempre con coherencia y con dignidad, nunca renunciando a lo que fuimos y siempre modernizando nuestro proyecto y nuestro mensaje, pero pensando en que es lo que quieren los ciudadanos de un Partido Socialista".

En ese sentido, ha advertido de que la ciudadanía "no puede esperar a que el PSOE se arregle, sino que tenemos que ser todos los militantes, simpatizantes y dirigentes los que empecemos a andar en este proceso". "Tenemos que rearmarnos cuanto antes porque las necesidades de los ciudadanos son muy urgentes y no pueden esperar. Nos lo exigen esos más de 5 millones que nos dieron su confianza en las pasadas elecciones", ha dicho.

Torres ha considerado que, "a partir del lunes", los socialistas tienen que "ponerse en esa tarea, con el mismo espíritu que se hubiera puesto Ramón Rubial, con esas ganas de mirar al futuro", y ha asegurado que los socialistas vizcaínos están "dispuestos siempre a dar un paso al frente, a trabajar por el partido, a intentar tender puentes y a desarrollar un proyecto de futuro".

SOCIALISTAS "HONORABLES"

Por su parte, Eider Gardiazabal, ha dicho que su abuelo y otros socialistas con los que compartió "pena, hambre, cansancio y suciedad en las fábricas" fueron "honorables" porque "no vieron al Partido Socialista como un fin en sí mismo, ni como un asunto personal, sino como el medio a través del cual se consiguen los cambios sociales, los derechos ciudadanos y la dignidad".

"Fueron honorables- ha añadido- porque no consideraron su trabajo en el partido como un proyecto político aislado, sino como un proceso que unos iniciaron antes y que otros deben continuar en el futuro, y porque supieron demostrar su compromiso, su coherencia, su responsabilidad y su generosidad en condiciones muy adversas".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies