PSE facilita la aprobación de los presupuestos de Vizcaya para 2011 aunque los considera "insuficientes"

juntas Bizkaia
JUNTAS
Actualizado 28/12/2010 14:15:46 CET

Bilbao agradece a PSE su "responsabilidad" en "coherencia con el acuerdo" que él mismo cerró con Ares

GERNIKA (VIZCAYA), 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El PSE-EE en las Juntas Generales de Vizcaya ha posibilitado, con su abstención, la aprobación este martes del proyecto de Presupuestos del Territorio vizcaíno, aunque ha considerado las cuentas "insuficientes" pero cree que "el sentido de la responsabilidad debe de primar siempre por encima de otros intereses más probablemente de tipo electoral". El PNV, por su parte, ha reconocido que es un presupuesto "duro", pero que no renuncia a poner en marcha "programas pioneros" que la sociedad demanda.

Los presupuestos de Vizcaya para 2011, que ascienden a 1.468 millones, un 6 por ciento más que en 2010, han salido adelante con los votos a favor de PNV, la abstención de PSE-EE y los votos en contra de los grupos de la oposición.

Al término del debate y de las votaciones de los presupuestos de cada departamento y finalmente del texto articulado, el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, ha agradecido al PNV "el soporte" que ha dado a los presupuestos generales de Vizcaya "esta vez y en toda esta legislatura" y, además, ha reconocido al PSE "el ejercicio de responsabilidad" que ha supuesto su abstención.

"Han actuado en absoluta coherencia materializando el acuerdo que el 11 de octubre a las 15.45 horas quien les habla llegó con el coordinador del Gobierno vasco, el señor Ares", ha añadido Bilbao, que ha recordado que el próximo año "habrá un nuevo gobierno foral", aunque "otra cosa es quiénes lo compongan".

En su turno de explicación de voto del PSE-EE, Pastor ha indicado que, "evidentemente no ha podido ser en contra" de los presupuestos porque "no es en ningún caso lo que corresponde, porque no podemos coincidir con determinados discursos y declaraciones que o bien desde el maximalismo o bien desde el voluntarismo o bien desde simple posturas estéticas tratan de mantener una posición que tiene muchas veces muy poco de real".

Tras asegurar que "no había acuerdo respecto a los presupuestos, pero sí una voluntad manifiesta del grupo socialista de facilitar una negociación que diera lugar al escenario que hoy estamos viviendo, el de un acuerdo presupuestario que permita la aprobación de los presupuestos", ha destacado que "algunos partidos tengamos el suficiente nivel de responsabilidad, con la que está cayendo, para poner las cosas en su sitio".

Pastor ha reconocido que no están "satisfechos" con el presupuesto aprobado por considerar que es "insuficiente" porque "se ha perdido la oportunidad de profundizar más en las mejoras de este presupuestos".

A su juicio, "aspectos como la priorización de inversiones en determinadas comarcas claramente desfavorecidas, una ayuda más consistente a los ayuntamientos en momentos de crisis o un esfuerzo mayor en favorecer la creación de empleo en un momento de crisis hubiera mejorado el presupuesto".

No obstante ha señalado que, "en situaciones como esta, el sentido de la responsabilidad debe de primar siempre por encima de otros intereses más probablemente de tipo electoral". "Ni España, ni Euskadi, ni Vizcaya necesitan en este momento broncas electorales, ya sabemos que algunos están pensando exclusivamente en las elecciones, pero eso es un punto de vista cortoplacista que no responde a las necesidades de los ciudadanos", ha aseverado.

PNV

Por su parte, el juntero del PNV Jon Andoni Atutxa ha explicado que el último presupuesto de la legislatura está "pegado a la realidad" con "sacrificio" de varias líneas de inversión y programas para fijar como "prioridades" a "las personas" y la inversión, en un escenario de "incertidumbre económica muy generalizada" y "alejados" de las cifras de desempleo e ingresos de 2006 y 2007.

Por tanto, ha indicado, el proyecto presentado es el de un presupuesto "duro" con un "ajuste severo" del gasto corriente, aunque "sin renunciar a poner en marcha programas pioneros" que la sociedad demanda. Asimismo, ha destacado tanto el aumento de la partida de Acción Social, de cerca del 49 por ciento del total departamental, y de la inversión, un 2,29 por ciento más que en el ejercicio actual. "Los buenos tiempos han pasado y todo parece indicar que tardarán en volver", ha advertido.

El portavoz del PP, Gonzalo Zorrila-Lequerica, ha felicitado al Gobierno foral del PNV porque van a aprobar el presupuesto "sin ningún esfuerzo, sin ninguna negociación y sin ninguna cesión", lo que, a su juicio, es "curioso, en cuanto que estamos en un proyecto muy amplio, con una cantidad muy significativa de partidas y en el que hay más probabilidades de que pudiera haber cambios".

Para los populares, se trata de un presupuesto "malo y perjudicial para los vizcaínos, que sólo responde a intereses partidistas y es manifiestamente mejorable". Según Zorrila-Lequerica, estas cuentas, "como en años anteriores, se va aprobar por la decisión del PSE-EE" y, en ese sentido, ha recordado "cuantas veces hemos oído en esta cámara que el PSE-EE es una sucursal de Madrid o que está supeditado a las decisiones del PSOE en Madrid" pero "hoy los nacionalistas no les van a hacer ese reproche".

Tras criticar que no se hayan admitido propuestas de la oposición para "mejorar" el presupuesto, ha lamentado que "entre el Gobierno foral y el PSE no hayan acordado un buen presupuesto y ha dicho que son unas cuentas "un fiel reflejo del Gobierno foral, sin ilusión, sin proyecto, continuista, poco innovador e ineficaz ante la crisis".

La juntera de EB Ana Tellería ha lamentado la "falta el consenso" en las cuentas forales, que aprobadas según ha destacado gracias a la abstención del PSE devolviendo "el favor a los presupuestos generales del Estado". En este sentido, ha señalado que el diálogo con otros grupos de la Cámara habría permitido una "aproximación más realista" a la situación que atraviesa Vizcaya.

También ha censurado la postura de los socialistas, "cooperador necesario" para la aprobación de las cuentas, a los que ha emplazado a que, si le preocupan los "temas sociales, medio ambientales y de inversión económica, no deleguen en lo foral lo que pueden hacer desde gobierno vasco y los ayuntamientos" en los que gobiernan.

Por otro lado, el portavoz de Aralar, Josu Murgia, ha criticado que el PSE-EE y el PNV "no han realizado una política presupuestaria basada en mejorar los presupuestos del Gobierno vasco o la Diputación de Vizcaya", sino que "simplemente se han preocupado de salvar los presupuestos de las diferentes instituciones que gobiernan, sin preocuparse de si los presupuestos son buenos o malos".

En ese sentido, ha asegurado que el trámite presupuestario de hoy "no es más que un teatro y un trueque de monedas entre gestores, y no un proceso presupuestario para mejorar las políticas ciudadanas".

Por su parte, el portavoz de EA, Joseba Gezuraga, ha destacado que sus enmiendas estaban dirigidas al impulso de políticas de empleo y promoción económica y ha manifestado que se trata de un presupuesto "limitado e insuficiente para afrontar la situación económica".

La juntera de la izquierda abertzale, Begoñe Agirre, ha manifestado su rechazo al proyecto de cuentas forales, que considera estaban pactadas de antemano. La juntera ha insistido en que es posible hacer una Vizcaya "más justa y más social" ya que "hay dinero", pero "mal distribuido" con prioridades "equivocadas".

El juntero de Alternatiba Jonathan Martínez ha explicado que su grupo ha decidido no presentar enmiendas parciales, sino sólo a la totalidad, porque "cuando se pincha la rueda de la bicicleta puede valer un parche, pero cuando la rueda está rajada lo único que vale cambiar la rueda". En este sentido, ha lamentado que la Diputación haya preferido "la rueda parcheada" del PSE.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies