PSN pide que el Parlamento de Navarra recurra al Tribunal Constitucional el aumento de la jornada de funcionarios

Los socialistas Juan José Lizarbe y María Chivite.
EUROPA PRESS
Actualizado 03/07/2012 14:45:33 CET

PAMPLONA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto del PSN en el Parlamento de Navarra, Juan José Lizarbe, ha planteado que el Legislativo recurra al Tribunal Constitucional la decisión del Gobierno central de aumentar la jornada de los funcionarios.

Lizarbe ha afirmado en rueda de prensa que ha promovido ante la Mesa del Parlamento la presentación de este recurso frente al "recorte en los derecho de los funcionarios en el aumento de la jornada y en la eliminación de empleo público".

El portavoz socialista ha indicado que "hay un pleito constante de Navarra con el Estado en materia de personal y pensamos que la cuestión no tiene que quedar así", al entender que los Presupuestos del Estado "abren la vía incluso para despedir trabajadores de las empresas públicas". "Nos parece que tiene que ser objeto de recurso", ha indicado.

Si el Parlamento decidiera presentar este recurso, sería el tercero que registrara ante el Tribunal Constitucional, después de que el pleno del Legislativo ya aprobara recurrir los recortes del Estado en educación y sanidad.

Lizarbe ha dicho que espera "ver a UPN defendiendo la foralidad, esperamos contar con el voto de Barcina para luchar por la defensa de nuestro autogobierno y de los derechos sociales en el Tribunal Constitucional".

CONTRA EL COPAGO FARMACÉUTICO

Por su parte, la senadora del PSN, María Chivite, se ha detenido en analizar en la rueda de prensa el nuevo sistema de copago farmacéutico implantado por el Gobierno central y ha afirmado que se trata de "una medida regresiva, injusta e ineficaz".

Chivite ha asegurado que el Partido Socialistas "nunca estará de acuerdo en que la enfermedad se penalice" y ha indicado que "todas las medidas de recorte sanitario suponen acabar con el sistema sanitario tal y como lo conocemos, se acaba con la universalidad y con una sanidad que siempre ha sido gratuita, tras la implantación del copago en el transporte sanitario o en la asistencia ambulatoria".

Además, ha afirmado que "la puesta en marcha del nuevo copago farmacéutico se ha hecho en precario y la incertidumbre es la característica más fundamental, porque afecta a pacientes, pensionistas, farmacéuticos y médicos, y no está nada claro cómo se va a reembolsar el dinero que adelantan los pensionistas".

Ha rechazado además la retirada de más de 400 medicamentos de la financiación pública, "lo que supone retirar la cobertura sanitaria a medicamentos que son usados especialmente por pacientes crónicos y por pensionistas".