PSOE advierte a PP que si reforma la administración local por decreto tendrá enfrente a todos los alcaldes socialistas

Actualizado 18/05/2012 16:34:44 CET

Acusan a la FEMP de hacer de correa de transmisión del Gobierno

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Ciudades y Política Municipal del PSOE, Gaspar Zarrías, ha advertido este viernes al Gobierno del PP de que si llevan a cabo la reforma de las leyes básicas de la administración local, Ley de Régimen Local y Ley de Haciendas Locales, por decreto "tendrán enfrente a los 24.000 alcaldes y concejales socialistas".

"No aceptaremos ninguna imposición, ni ninguna modificación unilateral que no sea fruto del encuentro y el diálogo entre las diferentes fuerzas", ha declarado Zarrías durante un encuentro en Ferraz con secretarios de Política Municipal de las federaciones del PSOE, a la que también han asistido el Secretario de Organización del partido, Óscar López y alcaldes socialistas de la FEMP.

Zarrías ha afeado al Gobierno de Mariano Rajoy que "a golpe de decretazo" esté "modificando el Estado del Bienestar", en alusión a la convalidación este jueves en el Congreso de los Diputados, sin apoyo de ningún grupo de la oposición, de los decretos sobre las reformas de sanidad y educación, y "cambiando las reglas del juego para controlar RTVE".

"Esperemos que la vida local no sea también fruto de otra ocurrencia improvisada en forma de decreto", ha manifestado el dirigente socialista, quien ha reiterado la "disposición" de su partido "para llegar a un acuerdo institucional".

"No sería entendible que el PSOE se encontrara con un decreto ley que modifique el Régimen Local en España, sin que antes haya existido una interlocución política", ha apuntado, al tiempo que ha advertido de que "en el caso de que así fuera, tendrán enfrente a los 24.000 alcaldes y concejales socialistas".

En el mismo sentido, ha dicho que quería hacer "un llamamiento a la cordura" al Ejecutivo 'popular', para que "busque acuerdos y consensos" con los demás partidos políticos, y "no pretenda modificar el mundo local de la noche a la mañana, con ocurrencias improvisadas como las que estamos viendo día a día, y sin contar con quienes gobiernan una buena parte de los ayuntamientos de nuestro país".

GLOBO SONDA

Zarrías ha criticado también "las declaraciones que, a modo de globo sonda, se han escuchado en los últimos días sobre forzar fusiones entre ayuntamientos", que a su entender demuestran "un profundo desconocimiento del mundo local", ya que "hay otras fórmulas para que prime la austeridad y la eficacia, sin deterioro en la prestación de los servicios públicos".

"Estamos a favor de la racionalidad de los servicios públicos, de la austeridad, pero sin que eso vaya suponer distinción entre los ciudadanos que viven en un sitio y en otro", ha afirmado.

"LOS BANCOS, GRANDES BENEFICIARIOS DEL PAGO A PROVEEDORES"

Sobre el mecanismo puesto en marcha por el Gobierno con el fin de que los ayuntamientos paguen sus deudas a los proveedores, Zarrías ha subrayado que las entidades locales tendrán que pagar un tipo de interés de casi el 6 por ciento. "Esto constata que teníamos razón" y que "de nuevo los paganos serán los ciudadanos y los grandes beneficiarios los bancos", ha declarado.

A propósito de esta cuestión, ha aclarado que el PSOE "sí apoya el que los entes locales puedan saldar sus deudas con los proveedores", aunque "no el instrumento elegido". Según ha explicado, los bancos reciben el dinero del BCE al 1 por ciento y lo van a prestar a casi el 6 por ciento -que es incluso un 1 por ciento más de lo que dijo el Ejecutivo-, lo que les dará un margen de ganancia del 5 por ciento, "que bien podría haber sido recortado por el Gobierno".

A su juicio, el mecanismo, tal y como ha sido establecido, a dicho tipo de interés, "implicará a buen seguro un deterioro en la vida local, y en los servicios que prestan o incluso van a tener que dejar de prestar".

ALERTAN DE LA DERIVA PARTIDISTA DE LA FEMP

Por otro lado, los asistentes a la reunión han expresado su preocupación por la deriva partidista que, a su juicio, está tomando la FEMP, que creen está renunciando a los fines para los que fue constituida de defensa de la autonomía local de las entidades locales, con el objeto de hacer de correa de transmisión del Gobierno.

Asimismo, han manifestado su "inquietud" por el recorte que el Gobierno ha aplicado a la subvención de la FEMP a través de los PGE y que puede acabar con su funcionamiento.