El PSOE condena la muerte de civiles en las protestas en Gaza y pide una investigación independiente

Publicado 14/05/2018 19:17:07CET

MADRID, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Relaciones Internacionales del PSOE, Héctor Gómez, ha condenado este lunes la muerte de civiles por los disparos efectuados por las fuerzas de seguridad israelíes en el marco de las protestas que han estallado en la frontera de la Franja de Gaza por el traslado de la Embajada estadounidense a Jerusalén y el 70º aniversario de la creación del Estado de Israel. "Trump está jugando con fuego", ha lamentado el dirigente socialista, que ha reclamado una investigación independiente que dirima responsabilidades.

En un comunicado, Gómez ha asegurado que este tipo de acciones demuestra "a dónde llevan las decisiones unilaterales que rompen el consenso multilateral" y, en este caso concreto, "sobre el estatus de Jerusalén, y no contribuyen a promover soluciones negociadas".

El secretario del PSOE se ha expresado así después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconociese el pasado mes de diciembre a Jerusalén como capital de Israel y ordenase el traslado de la embajada norteamericana a dicha ciudad.

"Esta decisión, el traslado de la embajada, puede provocar una escalada del conflicto sin precedentes y puede tener consecuencias imprevisibles para todos. Ya dijimos que Trump está jugando con fuego en una de las regiones más inestables del planeta", ha opinado Gómez.

En este sentido, ha asegurado que el PSOE apuesta por "la solución de los dos Estados basada en las fronteras de 1967 y con la capitalidad de ambos Estados en Jerusalén". "Consideramos que el camino de la transigencia es el único posible para asegurar una paz justa, global y duradera entre israelíes y palestinos", ha remachado.

REACCIÓN DE PEDRO SÁNCHEZ

Por su parte, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha reaccionado a través de su cuenta en la red social Twitter. "Condenamos la muerte de decenas de palestinos en Gaza", ha escrito.

Así, Sánchez ha insistido en que "las decisiones unilaterales que rompen consensos multilaterales son una grave amenaza para la paz mundial" y ha exigido "una vuelta inmediata al diálogo que posibilite una paz justa y duradera entre israelíes y palestinos".