El PSOE discute este domingo las enmiendas de sus federaciones al programa electoral, con el foco en la reforma laboral

 

El PSOE discute este domingo las enmiendas de sus federaciones al programa electoral, con el foco en la reforma laboral

Pedro Sánchez y Meritxell Batet
EUROPA PRESS
Actualizado 06/11/2015 18:46:47 CET

Pedro Sánchez asegura desde hace días que el cambio de la legislación será "total" pero está por ver cómo lo reflejará el programa

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El PSOE discutirá y votará el próximo domingo a puerta cerrada las enmiendas que han planteado federaciones y militantes al borrador del programa electoral y las propuestas de acuerdo que plantee la dirección. Bajo el foco está la derogación de la reforma laboral, que el secretario general, Pedro Sánchez, ya ha asegurado que será "total", como pedían territorios como Andalucía, aunque su intención es hacerlo en dos fases.

El resultado al que lleguen las diferentes comisiones el próximo domingo se llevará a la Conferencia Política en la que será aprobado definitivamente el programa electoral con el que Pedro Sánchez se presentará a los comicios del 20 de diciembre.

La dirección socialista ha optado en esta ocasión por sacar el debate de las enmiendas, que tradicionalmente ocupa la primera jornada de la conferencia política, de la cita de los días 14 y 15 de noviembre. En la mente de muchos está la explicación de que con esta decisión, que aleja los debates de los focos, se pretende que las posibles diferencias entre Ferraz y las federaciones pasen desapercibidas.

A menos de un mes de las elecciones, la dirección quiere centrar el mensaje y unir fuerzas para sacar el mejor resultado posible el 20 de diciembre. Trata además de recuperar energías después de casi dos semanas en la que las encuestas que situaban a Ciudadanos pisándoles los talones, e incluso superándoles, han hecho mella en el ánimo de los socialistas.

Algunos dirigentes consultados por Europa Press confían en que el resultado de la encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), que les situaba segundos, pero más de diez puntos por delante del partido de Albert Rivera y primeros en intención directa de voto, insufle moral en el partido.

"Una buena encuesta cambia el ánimo de la noche a la mañana", reconocía esta semana un 'barón' socialista, que, además no daba crédito a los sondeos en los que Ciudadanos mejoraba tanto sus expectativas. Además, subrayaba que estamos hablando de "encuestas urbanas" y España es muy diversa.

Así las cosas, el PSOE quiere aprobar su programa y centrarse en sus propuestas que es como quiere imponerse en estas elecciones. De esta manera, asegura, responderá al PP, al que considera su "enemigo", pero también a Ciudadanos y Podemos, a los que acusa de no concretar sus iniciativas.

Los socialistas fueron los primeros en presentar el borrador de su programa electora y Ferraz aspira a aprobarlo sin mayor ruido. Durante estas semanas, ha revisado las 3.500 enmiendas que han llegado desde toda España, de militantes y federaciones, y el domingo quiere cerrar las discusiones.

LAS FASES DE LA REFORMA LABORAL

En los últimos días, el acento se ha puesto en la reforma laboral, ya que algunos territorios han considerado que la propuesta del borrador electoral se queda corta, ya que, pese a que Sánchez lleva tiempo asegurando que si llega a La Moncloa echará por tierra la legislación laboral del PP, en el borrador figura que cambiará "aspectos" de la reforma de Mariano Rajoy.

En el texto elaborado por Ferraz con la colaboración del equipo de expertos que en materia económica lidera el exministro Jordi Sevilla se precisa que se pretende cambiar el modelo de negociación colectiva; la contratación, para establecer tres tipos de contrato, y la desigualdad salarial entre hombres y mujeres. Y no se menciona el despido.

Sin embargo, a mediados de octubre, cuando se hizo pública la propuesta socialista en materia laboral, la secretaria de Empleo, Luz Rodríguez, explicó que la intención de la dirección es abrir una negociación con los agentes sociales, para elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores, y abordar el coste del despido en este marco.

Esta propuesta no fue del agrado de todo el PSOE: las federaciones de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Cantabria quieren que se derogue toda la reforma. Además, los socialistas andaluces incluyen en su enmienda una mención a los "despidos baratos", como uno de los efectos nocivos de la legislación 'popular', que Ferraz no hace.

Por su parte, las federaciones valenciana y madrileña, además de las Juventudes Socialistas, piden que el programa recoja el compromiso de abrir un diálogo con los agentes sociales para la regulación del despido, que no aparece en el borrador, aunque sea la intención de Pedro Sánchez.

Tras recibir estas enmiendas, la dirección socialista lleva toda la semana trabajando en un acuerdo interno que "satisfaga a todos", según adelantaron el pasado miércoles a Europa Press fuentes socialistas, y que se someterá a votación el domingo.

Mientras tanto, en los últimos días Pedro Sánchez ha recuperado el discurso de antes y asegura que derogará "toda" la reforma laboral del Gobierno de Rajoy, aunque, eso sí, insiste en que se hará en dos fases.

En primer lugar, pretende aprobar de inmediato un decreto ley para camibar los que cree que son los princpales elementos de la "reforma ideológica" del PP y después con un nuevo Estatuto de los Trabajadores que acabe con la "explotación laboral".

"Sobre las indemnizaciones, serán los agentes sociales los que decidan en todo caso. Si no acuerdan, yo les citaré y puedo asegurar que no voy a abaratar el despido", dijo. No habló de cuál es el horizonte que considera correcto, aunque en una entrevista a 'El Diario' a mediados de octubre ya dijo que no va a llevar a su programa nada que no pueda cumplir y afirmó que "quien diga en este país que quiere subir la indemnización por despido a 45 días está mintiendo".

A falta de comprobar si el planteamiento de Sánchez consigue convencer a las federaciones, ya ha recibido el respaldo de los sindicatos. Este viernes, los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, han abogado por derogar la reforma laboral, pero han avisado de que es necesario evitar "que haya un vacío", que se produciría si hace por decreto en su totalidad.

Los dirigentes sindicales han avisado además de que es necesario que haya una recuperación inmediata de los derechos que, a su juicio, quebró la norma y, en materia de despido, han defendido que, a la hora de proteger a los trabajadores, es "más importante" recuperar la causalidad y endurecer los supuestos que lo deben justificar, que tocar la cuantía de las indemnizaciones.

Ante ellos, Sánchez se ha comprometido a endurecer las causas de despido y no ha hablado del coste. Ha insistido en que debe abrirse un diálogo entre sindicatos y empresarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies