El PSOE espera que la Convención sirva para centrar al PP

Actualizado 04/03/2006 1:10:30 CET

MÉRIDA, 4 Mar. (EUROPA PRESS)

El portavoz del Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados, Alfredo Pérez Rubalcaba, mostró ayer su esperanza en que la Convención que el PP está celebrando sirva para centrar a este partido "porque España necesita un partido que sea conservador, no reaccionario, una derecha que sea moderada y no radical".

Alfredo Pérez Rubalcaba realizó estas declaraciones esta noche en Mérida, donde participó junto con el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, en un acto público en el que se informó sobre la Ley de la Dependencia que actualmente está en trámite en el Parlamento.

Así, Rubalcaba destacó que si la convención sirve para centrar el PP, "bienvenida sea", aunque mostró su temor en que pase como en otras ocasiones, ya que siempre que dicen que van hacia el centro "el problema es que es un viaje en el que siempre cogen un billete de ida, y de vuelta, es más, el de vuelta cada vez les lleva más lejos".

Por eso aseguró que cuando el PP "sale del centro, cada vez son más radicales, ojalá esta vez se moderen y busquen un espacio más centrado para hacer política", ya que en su opinión, en la actualidad el PP está basando su política de oposición en la crispación.

ÚLTIMA OPORTUNIDAD

Esta actitud de "crispación" que mantiene continuamente el PP responde, a juicio de Rubalcaba, a que el Mariano Rajoy sabe que después de perder unas elecciones, "sólo le queda una oportunidad, por eso tiene poco tiempo, tiene cuatro años para hacer lo que una oposición normal hace en ocho, intentar desgastar al Gobierno y luego plantear un proyecto alternativo".

Por eso, porque Rajoy "tiene que hacerlo todo muy deprisa", aseguró que "tiene que chillar mucho, y por eso hace una oposición exasperada, desmesurada", aunque lamentó el portavoz parlamentario socialista que esta actitud genera crispación, lo cual puede llevar a los ciudadanos a alejarse de la vida política.

Esta actitud del PP, dijo, surgió cuando perdieron las elecciones generales de 2004, "porque a derecha no pensaba que iba a perder el poder", y desde entonces mantienen una actitud de "crispación". En este sentido vaticinó que el PP "perdió las elecciones de 2004 por mentir, y perderá las de 2008 por mentir".

Así, recordó que las cuatro veces que el PP ha movilizado a la población para salir a la calle se ha basado en afirmaciones falsas, y recordó que los motivos fueron la desaparición de la familia, los peores designios en la educación, la ruptura de la unidad de España, y ahora, la claudicación del Gobierno ante la banda terrorista ETA.

Todas estas críticas que el PP hacía al Gobierno tienen que común que son "rigurosamente falsas", y recordó que en esta última ocasión, el motivo con el que se ha convocado manifestaciones ha sido "especialmente dramático, no para el Gobierno sino para el conjunto de los ciudadanos".

IBARRA SOBRE RAJOY

Por su parte, el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, aseguró que uno de los problemas que tiene actualmente el PP es Rajoy, "que no le quieren en su partido, que no se fían de él porque no es lo suficientemente de derechas", algo que él intenta cambiar "haciendo un esfuerzo cada día contra sí mismo, para parecer más de derechas de lo que es".

Al respecto aseguró que cada aplauso que hoy recibió José María Aznar en la Convención del PP "era una bofetada para Rajoy, se veía claramente; aplaudían explícitamente a Aznar, y silbaban implícitamente a Rajoy".

Según explicó, la reciente encuesta publicada por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) según la cual el 58 por ciento de los extremeños está satisfecho con su gestión al frente de la Junta, demuestra "que el PSOE tiene un nivel de aceptación que sigue desesperando a la oposición de una forma francamente dramática para ellos", dijo.

Por eso aseguró que como el PP en Extremadura "no tiene aceptación las críticas a mi persona", no tienen inconveniente en irse a otras regiones, y en ese sentido aludió a la visita que ayer realizó el presidente del PP extremeño, Carlos Floriano, a Valencia, "porque aquí por lo visto no tiene suficiente eco".

Explicó en su intervención que la izquierda en algunas ocasiones defrauda, "pero la derecha no defrauda nunca, sencillamente porque nadie espera nada importante de la derecha", ya que según explicó "no ha hecho nada que haya cambiado la vida de los españoles para bien".

De hecho aseguró que en el discurso que esta tarde realizó el ex presidente del Gobierno José María Aznar, en la convención del PP, "no ha sido capaz de recordar nada de su gestión de ocho años que haya supuesto un cambio para los españoles", y en este sentido lo comparó con los Gobiernos del PSOE, que implantaron las pensiones no contributivas, y la sanidad y educación pública y universal.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies