El PSOE expone al Gobierno sus reparos a las medidas antiyihadistas y fija la prisión permanente como una línea roja

Publicado 22/01/2015 13:50:26CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha vuelto a exponer este jueves al Gobierno sus reparos a algunas de las medidas para luchar contra el terrorismo yihadista y, aunque ha admitido que el Ejecutivo ha introducido "mejoras" en sus propuestas iniciales y que tiene voluntad de seguir haciendo cambios, insiste en que, de momento, son "insuficientes" y fija como una "línea roja" para recabar su firma la mención expresa a la prisión permanente revisable.

Así lo ha explicado el diputado socialista José Enrique Serrano quien, junto con el portavoz del PSOE en la Comisión de Interior, Antonio Trevín, se ha reunido en el Congreso con el secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y la subsecretaria de Justicia, Áurea Roldán.

Este ha sido el primero de los encuentros organizados por el Ejecutivo para entregar a los grupos parlamentarios el documento que se quiere tomar como base para la búsqueda de un acuerdo conjunto en esta materia.

Según ha explicado Serrano, en ese documento, el Gobierno ha revisado algunas de sus propuestas iniciales a las que el PSOE ya había puesto pegas, pero, aunque se han "mejorado" algunos de los planteamientos siguen siendo "insuficientes" para el primer partido de la oposición.

TODA LA OPOSICIÓN LA RECHAZA

Además, el diputado socialista ha explicado que su grupo no firmará proposición de ley en la que van a incluirse estas medidas si en el texto se menciona expresamente la prisión permanente revisable que el Ejecutivo ha incluido en el nuevo Código Penal y que cuenta con el rechazo de la oposición en bloque.

En este contexto, Serrano ha dejado claro que seguirán mostrando su rechazo a esta pena mientras continúe la tramitación del Código Penal --que este miércoles fue remitido al Senado-- puesto que la juzgan "inconstitucional".

"Para el PSOE es un tema frontal, no es un tema menor. Es una línea roja", ha sentenciado, urgiendo al Ejecutivo a "revisar" su posición y asumiendo que se trata de un "envite fuerte". Otra cosa es que en la proposición de ley no se cite expresamente la 'prisión permanente revisable', sino que se aluda a 'lo previsto' en el Código Penal.

En todo caso, ha recalcado que los socialistas no van a ser "tan irresponsables" como para, si la prisión permanente revisable no sale del Código Penal, "defender que se pueda sancionar con ella otros delitos y justamente no los de terrorismo".

El PSOE pide revisar la lista de delitos que podían ser considerados terroristas y las condiciones para que esa calificación se produjese, ya que considera que ahí tenían difícil encaje algunos como el aborto o las mutaciones genéticas que inicialmente citaba el PP.

LIMITAR LA DEFINICIÓN

Asimismo, rechaza la utilización de fórmulas "excesivamente amplias y elásticas de interpretación" que pueden dar lugar a inseguridad jurídica y no salvaguardar la libertad de quienes no tiene nada que ver con el terrorismo.

Uno de los problemas reside en el tratamiento que se da a la consulta de webs de organizaciones terrorristas o con contenidos terroristas, que el PSOE quiere clarificar para que no puedan imputarse delitos a quienes accedan a ellas por razones, por ejemplo, profesionales o académicas.

Según ha avanzado Serrano, verbalmente el Gobierno ha ofrecido una fórmula "absolutamente razonable" para mejorar este punto, pero que se tiene que concretar negro sobre blanco. De momento, el PSOE demanda que no se haga una lista de "excepciones", sino "que se identifiquen bien las condiciones por las que un acceso a una web se convierte en delito" y no se deje al albur de si quien las consulta es "una persona de bien" o un "mal encarado".

También alerta de que el Gobierno defiende en algunos supuestos un "abanico de penas demasiado elástico", que van desde uno a ocho años de prisión, y avisa de que "no puede ser" que todo delito que tenga aparejada una pena de más de seis años pueda ser considerado terrorismo. El Gobierno ha manifestado al PSOE su voluntad de retocar este aspecto.

Todos estos compromisos que el Ejecutivo ha adquirido verbalmente y que el PSOE califica de "positivos", tendrán que concretarse en el documento que van a redactar los representantes del Gobierno. La intención es que a comienzos de la próxima semana puedan "intentar alcanzar un acuerdo" también con el resto de grupos.

Y es que para el PSOE la búsqueda de "la unidad" es condición para sumarse a la proposición de ley que inicialmente se quiere debatir en el primer pleno ordinario que el Congreso celebrará el próximo 10 de febrero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies