El PSOE se inclina por cerrar hoy el plazo de enmiendas al Estatuto canario que enfrenta a PP y CC

Actualizado 26/06/2007 10:43:57 CET

MADRID, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Socialista en el Congreso es partidario de que hoy se cierre el plazo para la presentación de enmiendas a la reforma del Estatuto Canario, un proyecto que enfrenta al PP y Coalición Canaria, futuros socios de gobierno en el archipiélago.

La reforma estatutaria canaria fue tomada en consideración por el Pleno del Congreso el psado 6 de febrero y, desde entonces, se ha ido ampliando paulatinamente el plazo para que los grupos parlamentarios registrasen sus enmiendas al texto, sobrepasando con creces los plazos habituales en la Cámara.

El proyecto, que salió adelante en el Parlamento Canario con el apoyo de PSOE y Coalición Canaria, siempre ha contado con la oposición del PP, que votó en contra del mismo tanto en las islas como en el debate de toma en consideración en el Congreso. Su ponente en el debate de totalidad, Mercedes Roldós, que ahora deja el Congreso para incorporarse a la política canaria, llegó a tachar el texto de nacional socialista.

Mientras negociaban en Canarias, la semana pasada el PP presentó un escrito ante la Mesa del Congreso solicitando una nueva prórroga del plazo de enmiendas y el pasado fin de semana el presidente de Coalición Canaria, Paulino Rivero, pidió en rueda de prensa que el tope para su presentación se fijara para el próximo sábado, día 30.

Así las cosas, el PSOE defenderá hoy en la reunión de la Mesa del Congreso que se dé ya vía libre al registro de las enmiendas de los grupos. Los socialistas, que en principio no contemplan la posibilidad de dar de margen hasta el sábado, alegan que una nueva prórroga implicaría ampliar el plazo hasta septiembre, habida cuenta de que el periodo ordinario de sesiones acaba este mes.

De esta forma, el PSOE busca forzar a PP y Coalición Canaria a hacer públicas sus enmiendas antes de que puedan cerrar un acuerdo de gobierno en el archipiélago con el objetivo de evidenciar las diferencias que mantienen ambos partidos sobre la reforma estatutaria.