El PSOE llega al Comité Federal decisivo con una mayoría favorable a la abstención

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El partido llega dividido, pero menos crispado

El PSOE llega al Comité Federal decisivo con una mayoría favorable a la abstención

Javier Fernández preside la reunión del Grupo Socialista en el Senado
EUROPA PRESS
Actualizado 23/10/2016 9:41:58 CET

Los críticos con la Gestora lamentan que no se les haya convocado en Ferraz y mantendrán su 'no' a Rajoy

MADRID, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El PSOE se encuentra ya a las puertas del Comité Federal definitivo para desbloquear la situación política en el país y lo hace con el partido convaleciente por el "desgarro" que vivió el pasado 1 de octubre, profundamente dividido, pero con el ánimo menos crispado. Llega a la cita clave con el convencimiento de que la mayoría será favorable a la abstención, aunque los más férreos defensores del ex secretario general Pedro Sánchez están dispuestos a mantener el 'no es no'.

SIGUE EN DIRECTO EL COMITÉ FEDERAL DEL PSOE

Con todo, pocos socialistas dudan de que el resultado será otro que el de dejar gobernar al PP, aunque persiste la incertidumbre sobre si se abstendrá todo el grupo o sólo lo harán los once diputados que necesita Rajoy para ser investido en una segunda votación. Eso sí, tanto la dirección de la Gestora como la federación más numerosa, la de Andalucía, rechazan la abstención mínima e insisten en que el domingo la votación será clara

El presidente de la Gestora, Javier Fernández, insistió este viernes en que lo que se decidirá mañana es "abstención o elecciones", una disyuntiva ante la que se han ido situando con mayor claridad en los últimos días los llamados a votar.

Así, la semana arrancó con el pronunciamiento claro por primera vez de la federación andaluza a favor de la abstención, palabra maldita que prácticamente sólo se había atrevido a utilizar el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien, eso sí, ha preferido adoptar un perfil bajo después de que fuera el protagonista de la rebelión 'tuitera' que estalló en la primera semana de la campaña gallega y vasca, el primer aviso de fuerza de quienes más adelante darían el paso para frenar a Sánchez.

Sí lo han defendido con más claridad otros socialistas que han retomado el protagonismo en el 'nuevo PSOE'. Ramón Jáuregui y Elena Valenciano lo han hecho desde Bruselas, como también lo ha hecho Soraya Rodríguez en el Congreso.

Pero el aldabonazo de Andalucía fue clave para que un día después, en la reunión del Grupo Socialista, que tuvo lugar en la Cámara Alta, diputados y socialistas comenzaran a defender el cambio de voto con mayor claridad. Tanto es así, que mientras que el lunes algunos echaban cuentas y hablaban de que la abstención ganaría en el Comité Federal de este domingo por unos 40 votos, a finales de semana en algunas federaciones se hablaba de una mayoría más amplia.

LOS PEDRISTAS VAN A "ECHAR EL RESTO"

Con todo, los afines a la Gestora cuentan con que los 'pedristas' van a intentar "echar el resto", tal y como confirma a Europa Press uno de los 'barones' del sector próximo al ex secretario general, en el Comité Federal de este domingo.

Como defensores del 'no' se mantienen, además del PSC, las direcciones del PSOE en Baleares, Euskadi, Castilla y León, Madrid, Galicia, Cantabria, Murcia, Navarra y La Rioja, aunque en algunas de ellas hay miembros del Comité Federal que van a votar a favor de la abstención. También está dividida la Comunidad Valenciana, cuyo secretario general y presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha evitado hasta el último momento definirse.

Mientras tanto, Andalucía, Asturias, Extremadura, Aragón y Canarias son más proclives a la abstención. En otro apartado se encuentra Castilla-La Mancha, que ha tratado de desvincularse de este cambio de voto --aunque sí apoyó el movimiento contra Sánchez-- pero finalmente parece que optará por no ir a elecciones, lo que conlleva dejar gobernar a Rajoy.

Eso sí, fuentes próximas al presidente Emiliano García-Page subrayan a Europa Press que su federación ve más adecuada una abstención mínima en la que, eso sí, estén implicados todos los territorios. Porque si se busca "una trampa" y se pretende hacer descansar en unos pocos, creen que habría que ir a la abstención en bloque.

Pero mientras los 'pedristas' argumentan que la abstención de todo el grupo busca "humillar" al exlíder, los defensores de este método recalcan que la mínima es una postura "vergonzante" que no tiene sentido.

La ventaja de esa mínima es que evitaría la escenificación de la división si alguien rompe la disciplina de grupo, como ya han asegurado que están dispuestos a hacer el PSC y dos diputadas: la aragonesa Susana Sumelzo y la juez en excedencia Margarita Robles, fichada como independiente por el ex secretario general.

"HASTA EL INFINITO" PUEDE SER EL DOMINGO

El resto de los defensores del 'no' ya han asegurado que acatarán la disciplina de voto. Así lo ha dicho el que fuera secretario de Organización con Sánchez, César Luena, a pesar de que este viernes dijera que está dispuesto a mantener el no "hasta el infinito".

Mientras tanto, los diputados por Baleares y algún diputado por Galicia apuntaban esta semana que habría que esperar a la decisión del Comité Federal para marcar el segundo paso. Eso sí, la presidenta balear ha avanzado este viernes que si gana el 'no' pedirá libertad de voto, algo que ha defendido ya el diputado Odón Elorza, aunque no parece que la dirección de grupo vaya a permitirlo.

Pese a que las diferencias siguen siendo muy profundas, es unánime el sentimiento de que el clima del cónclave de este domingo se parecerá más a las últimas reuniones del Grupo Socialista que al anterior Comité Federal, que todos califican de "espectáculo lamentable", aunque discrepan en el reparto de culpas.

Eso sí, aunque la tensión se ha rebajado, el partido dista mucho de estar relajado. De hecho, algunos 'barones' críticos se han quejado por no haber sido recibidos en la sede para hablar de la situación.

Uno de ellos lamentaba que no se reuniera el Consejo de Política Federal, como se comprometió Fernández a hacer, y que tampoco se les haya convocado uno a uno a Ferraz. En su caso, ha asegurado, sólo ha tenido un contacto telefónico con el presidente de la Gestora, hace más de ocho días.

También se han quejado de esto públicamente la presidenta de Baleares, que tuvo ocasión de trasladarle su posición a Fernández durante la recepción del 12 de octubre en una acalorada charla en el Palacio Real, y la presidenta de la Gestora del PSdG, Pilar Cancela, que pidió también una reunión urgente después de que el órgano que dirige el PSOE les retirara las competencias para organizar las primarias y el próximo congreso de los socialistas gallegos.

Además, también hay agitación en algunas federaciones, donde se han ido aprobando resoluciones por el 'no' a Rajoy, también en agrupaciones de territorios donde las direcciones están por la abstención, como en Cádiz, Oviedo o Zaragoza. En muchas de ellas se han incluido también la exigencia de consultar a las bases la decisión y convocar ya el congreso extraordinario para elegir a su nuevo secretario general.

Precisamente, desde el entorno de Sánchez lamentaban que el Comité Federal del viraje político vaya a tener lugar el mismo día que el ex secretario general había fijado para las primarias del congreso que quería haber hecho en noviembre.

Pero no se espera que el malestar en parte de la militancia vuelva a la calle Ferraz, donde el pasado 1 de octubre se vivieron momentos de mucha tensión, según algunos socialistas, protagonizados por gente que no era del partido.

Mientras tanto, sigue siendo una incógnita cuándo reaparecerá el ex secretario general, que no ha hecho ninguna declaración pública --más allá de mensajes en Twitter-- desde que dimitió el 1 de octubre. Algunos diputados próximos aseguran que no lo ven votando abstención y, por eso, confían en una abstención mínima que le permita afrontar esta votación.

Los afines a la Gestora verían insostenible que Sánchez rompiera la disciplina de voto y hay quien apunta que si se decide la abstención sólo le queda ausentarse --una salida que algunos están dispuestos a dejar pasar-- o entregar su acta de diputado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies