El PSOE pide "sentido común" a la nueva Mesa del Parlament porque no cabe la investidura de Puigdemont

Rueda de prensa de Margarita Robles en el Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 17/01/2018 14:08:46CET

Insiste en que "nadie es imprescindible en política" y asegura que los catalanas están ya "hartos" de conflictos

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del PSOE en el Congreso, Margarita Robles, ha pedido este miércoles "sentido común" y "cordura" a la nueva Mesa del Parlament porque considera que sería "inaceptable" que sus representantes ignorasen el informe de los letrados, que rechaza que Carles Puigdemont, huido en Bruselas, pueda ser investido presidente de la Generalitat por vía telemática.

"Es inaceptable e incomprensible que se salten las normas estatutarias catalanas y los informes de los letrados del Parlament", ha señalado Robles a los periodistas en los pasillos de la Cámara Baja.

LOS CATALANES SE MERECEN UN RESPETO

A su juicio, los representantes elegidos en los comicios del pasado 21 diciembre lo primero que tienen que hacer es "respetar" la legalidad y, segundo, tratar de devolver a Cataluña "a la senda de la tranquilidad y la convivencia institucional".

La dirigente socialista considera "evidente" que Puigdemont "no puede presentarse" para ser investido presidente, singularmente porque el Reglamento del Parlament no lo permite, pero sobre todo porque los catalanes "se merecen un respeto, y ese respeto exige el cumplimiento de la ley".

"Basta ya de que el señor Puigdemont siga incumpliendo la ley pensando exclusivamente en el mismo", ha enfatizado Robles, antes de pedir al expresident un ejercicio de "cordura" y de "responsabilidad", y que deje de pensar sólo en él mismo.

"Nadie en política es imprescindible --ha dicho--, y mucho menos una persona que no ha sido capaz de abordar sus responsabilidades jurídicas compareciendo como han hecho otros responsables políticos de la Generalitat".

CATALUÑA QUIERE VOLVER A LA NORMALIDAD

La portavoz de los socialistas en el Congreso ha defendido que Puigdemont tiene la "obligación" de pensar en Cataluña, y no sólo en sus votantes, porque la comunidad está harta de "tensiones y "conflictos" y quiere "recuperar la normalidad".

Preguntada sobre la dificultad del expresidente Felipe González para ver la comisión de un delito de rebelión por parte de los dirigentes independentistas que pusieron en marcha el 'procés', Robles ha dicho respetar su reflexión, pero ha recalcado que "la calificación de los hechos judiciales corresponde a los jueces".

"Por tanto, confianza plena en lo que haga la Sala Segunda (del Tribunal Supremo", donde está centralizada la investigación de todas las causas abiertas por el referéndum independentista, ha concluido la jueza en excedencia.