PSOE y Podemos exigen al Gobierno más medios para atender a los españoles por el Brexit

 

PSOE y Podemos exigen al Gobierno más medios para atender a los españoles por el Brexit

El ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, comparece en el Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 29/03/2017 20:40:39CET

España negociará a 27, pero no descarta la bilateralidad en aspectos en los que se concluya que no es posible una solución común

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

PSOE y Podemos han exigido este miércoles al Gobierno que destine más personal y medios materiales a la Embajada y Consulados de España en Reino Unido para que puedan atender debidamente a los españoles residentes en ese país, sumidos en una gran incertidumbre porque desconocen si mantendrán o perderán los derechos que tienen en la actualidad como ciudadanos europeos.

"No basta con abrir una ventanilla única virtual" para atender sus dudas, ha espetado el senador socialista José Montilla al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, que ha comparecido en la Comisión Mixta para la UE para informar sobre el proceso de salida del Reino Unido del club comunitario (Brexit).

En la misma línea se ha manifestado la senadora de Podemos Idoia Villanueva, que ha alertado de las dificultades que los españoles en Reino Unido están encontrando a la hora de solicitar el permiso de residencia británico, por la cantidad ingente de documentación que se les exige.

El diputado de Podemos Pablo Bustinduy se ha quejado de que tengan que ser colectivos sociales organizados como la Marea Granate los que suplan la labor de información que debería estar asumiendo la Administración para atender las necesidades del nuevo perfil del emigrante español, en muchos casos jóvenes que, con la crisis, han salido al extranjero a buscar un empleo.

La Embajada de España en Reino Unido ha activado este miércoles un servicio específico para atender y resolver las dudas de españoles que puedan verse afectados por el Brexit. Esta 'ventanilla única virtual' consta de dos direcciones de correo electrónico a las que se puede enviar la consulta.

Dastis les ha informado de que existe un plan de refuerzo para determinadas consejerías de la Embajada que se va a llevar a cabo en función de las posibilidades presupuestarias no sólo del Ministerio de Exteriores, sino de otros departamentos afectados.

Y ha aprovechado para hacer un llamamiento a los españoles que viven en Reino Unido para que se inscriban en el Consulado, lo que facilitará que puedan recibir la atención que se merecen.

Un total de 131.335 españoles figuran inscritos en los Consulados de España en Reino Unido (110.838 en el Consulado General de Londres, y 20.497 en el de Edimburgo), según los últimos datos del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Exteriores. Algunas estimaciones aumentan el número de españoles en Reino Unido hasta cerca de 300.000, y es que, en España y en otros países es habitual que haya gente que no se inscriba en el Consulado aunque viva de forma permanente en el país.

Bustinduy le ha contestado que muchos no se inscriben para no perder el derecho a seguir recibiendo asistencia sanitaria en sus visitas a sus comunidades autónomas o su derecho de voto, por lo que ha instado al ministro a que, si quiere atenderles como se merecen, empiece por "devolverles sus derechos arrebatados".

En su intervención para explicar la posición de España ante la negociación del Brexit, Dastis ha explicado que el Gobierno defiende que la UE negocie con los británicos a 27, con una posición común, y no de manera bilateral con el Reino Unido, que intentará jugar "a dividir", ha asumido.

Pero si en algún aspecto se concluye que versa sobre competencias que exceden las competencias de la UE o se ve que la solución tiene que cerrarse de modo bilateral, entonces así se procedería, ha precisado poniendo como un ejemplo posible los derechos a la asistencia sanitaria de los europeos en el Reino Unido y de los británicos en España.

Y si fuera imposible llegar a un acuerdo a 27 sobre determinados aspectos de los derechos de los ciudadanos europeos en Reino Unido y hubiera que negociar de manera bilateral, España estaría en una situación de ventaja porque son más los británicos residentes en nuestro país (286.012 registrados oficialmente) que los españoles en Reino Unido (algo más de 130.000), ha apuntado.

RECIPROCIDAD

Desde el grupo de Ciudadanos, su diputado Fernando Maura ha pedido al Gobierno que en el tema de los derechos de los europeos en Reino Unido se negocie desde el primer momento bajo el principio de la reciprocidad.

En este sentido, Dastis ha asegurado que intentarán convencer a Reino Unido de que "no es bueno poner dificultades (a los europeos) para que demuestren" que llevan residiendo un determinado tiempo en el país, porque de lo contrario, los países miembros tomarán nota y "será legítimo actuar con reciprocidad".

ESCOCIA

El diputado del PNV Aitor Esteban ha manifestado que le parece un sinsentido que los escoceses, que hoy son ciudadanos europeos, en caso de que se independicen "tengan que ponerse a la cola" e iniciar un complejo procedimiento de adhesión para incorporarse de nuevo a la UE.

Pero Dastis le ha explicado que Escocia no es hoy un miembro de la UE. En el caso de los escoceses, "como vascos y catalanes", tienen la ciudadanía europea porque son "británicos y españoles". Tienen unos derechos, ha insistido, "en virtud de tener una nacionalidad" de un país que es miembro de la UE. Dicho de otro modo, "Escocia está en la UE en tanto en cuanto es parte de un país que está en la UE".

Por eso se habla de que si Escocia se independiza, de acuerdo al ordenamiento jurídico establecido en Reino Unido, deberá solicitar como un país tercero su ingreso en la UE. Escocia como tal hoy no es miembro de la UE "y por tanto no puede quedarse", ha zanjado Dastis.

El ministro también ha explicado que España tiene interés en que la negociación concluya no sólo con un acuerdo de divorcio, sino que al menos se esbocen los puentes hacia "el marco futuro" de la relación entre Reino Unido y la UE.

"Queremos que todo, por su orden, forme al final parte de un paquete que defina las medidas transitorias" que han de concluir en un eventual acuerdo de asociación o comercial entre el Reino Unido y la UE, ha abundado.

Lo que ha querido dejar claro es que, sin pretender castigar a Reino Unido por el Brexit, lo que la UE no puede hacer es permitirle estar "en mejores condiciones" como un Estado no miembro que como país miembro.

NO HAY RIESGO DE CONTAGIO

Dastis no ve un riesgo evidente de contagio a otros países en el Brexit porque, en su opinión, el caso de Reino Unido es "difícilmente repetible", porque nunca se sintió realmente cómodo dentro de la UE.

Con respecto a Gibraltar, no ha podido asegurar que el próximo 29 de abril, en las orientaciones generales que aprobarán los líderes europeos para la negociación con Reino Unido, vaya a haber una referencia explícita a la posición española en la materia.

El Gobierno reclama que cualquier disposición que pueda acordarse en el proceso y que afecte a la relación futura de la UE con Gibraltar tenga que ser objeto de un acuerdo bilateral previo entre España y Reino Unido.

Sea como sea, y aunque España mantiene vigente su oferta de cosoberanía, el ministro ha confirmado que, una vez se concrete el Brexit --que conllevará también la salida de Gibraltar de la UE-- España no recurrirá a medidas "de fuerza" como el cierre de la Verja.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies